Diálisis rechaza 13 solicitudes para recibir la terapia en Fuerteventura

09/08/2019

Alcer Las Palmas denuncia que el hospital deniega el tratamiento a enfermos renales crónicos al no tener disponibilidad de plazas para los meses de verano. Solo ha aceptado 8 de las 22 peticiones

ETIQUETAS:

No hay plazas disponibles. Este es el argumento que esgrime el Hospital General de Fuerteventura a personas con enfermedad renal crónica que han solicitado recibir tratamiento de diálisis durante sus vacaciones de verano en la isla majorera. A través de la Asociación Para la Lucha Contra las Enfermedades Renales (Alcer) Las Palmas se han tramitado 22 peticiones de diálisis para los meses de agosto y septiembre a este centro hospitalario, de las que solo 8 han sido aceptadas, 13 denegadas y una pendiente de respuesta, según denuncia su presidente Alejandro Díaz, quien además indica que el citado hospital «no acepta periodos superiores a 15 días de tratamiento».

«No es la primera que vez» que estos pacientes reciben una negativa, asegura la misma fuente. El año pasado también ocurrió, recuerda Díaz, cuando se plantearon 40 solicitudes, de las que 20 tuvieron el visto bueno aunque 13 fueron denegadas y otras 7, anuladas por el paciente antes de conocer la respuesta del centro. El motivo de denegación también fue que «no había capacidad para atenderles en las fechas solicitadas», recalca el presidente de Alcer Las Palnas.

Díaz recuerda que el tratamiento de diálisis «no es impedimento» para que un enfermo renal pueda disfrutar de unas vacaciones, solo se debe tener en cuenta que cerca de su destino elegido «exista un centro de diálisis» con plazas disponibles para las fechas en las que se desplazará a ese lugar.

A este respecto, el responsable de Alcer reconoce ser consciente de las «dificultades que, a nivel organizativo», supone para las unidades de diálisis nuevas solicitudes de tratamiento en estas fechas. Sin embargo, la administración sanitaria debe «prever el incremento» de solicitudes «en especial en estas fechas» y comprender que es un derecho fundamental de toda persona afectada por esta enfermedad, elegir cómo desarrollar su tiempo libre. Según el presidente de Alcer, las negativas no «deben procede» de la unidad de diálisis sino de la propia dirección médica del centro hospitalario que «utiliza a estos pacientes para conseguir más recursos humanos argumentando a Sanidad que no tiene capacidad para atenderlos».

  • 1

    ¿El aplazamiento de las oposiciones en Sanidad beneficiará a los aspirantes a una plaza?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados