Monasterio de El Poblet. / europa press

Detenido un monje de Poblet por abusos sexuales a una menor

Los hechos ocurrieron el pasado 15 de agosto durante una visita turística al monasterio de la localidad

CRISTIAN REINO Barcelona

Los Mossos d'Esquadra han detenido a un monje del monasterio de Poblet, en Tarragona, acusado de abusos sexuales a una menor. La detención la notificó ayer la Policía catalana al abad del centro religioso católico. Los hechos ocurrieron, según ha informado la congregación en un comunicado, el pasado 15 de agosto durante una visita turística al monasterio, una de las reservas espirituales de la Cataluña católica. El religioso está detenido en dependencias policiales a la espera de pasar a disposición judicial. Tiene 68 años.

El abad ha hablado de «tocamientos» a una menor, ha apartado al monje de sus labores pastorales y le ha obligado a abandonar la clausura. Ha ordenado además la apertura de investigación previa canónica y ha garantizado la «plena colaboración con las autoridades policiales y judiciales para aclarar los hechos y depurar las responsabilidades». «De manera especial, queremos mostrar nuestra solidaridad y apoyo a todos aquellos que se puedan sentir afectados con estos hechos, particularmente con la familia de la menor», según el líder religioso. «Nos duele profundamente esta situación y manifestamos de manera contundente el compromiso y la voluntad de luchar contra todo tipo de abusos en la Iglesia», se ha conjurado. Y se ha comprometido a que el monasterio debe ser siempre un «lugar absolutamente seguro para la infancia y la juventud».

Se trata del primer caso de delito sexual que salpica al monasterio de Poblet. No así a la iglesia catalana. El caso Benítez fue el primer escándalo de pederastia destapado en el seno de un centro católico en Cataluña. Fue en el colegio de los Maristas de Barcelona. Trascendió a raíz de la denuncia del padre de un menor, Manuel Barbero, después de que su hijo le desvelara que había sido abusado por un profesor. El docente fue condenado en 2019 a 21 años de cárcel por abusar sexualmente de cuatro alumnos entre 2006 y 2010. Los casos que se han conocido desde entonces han puesto contra las cuerdas a la iglesia catalana. Se han conocido escándalos de pederastia en los Maristas de Mataró, en la abadía de Montserrat, en la parroquia de Vilobí d'Onyar, en los claretianos de Barcelona o en los jesuitas de Sarrià, entre otros.