Denuncia a sus padres por haberlo tenido sin su consentimiento

    Cargando reproductor ...
06/02/2019

El joven de 27 años forma parte del movimiento antinatalista, el cual sostiene que la gente debería abstenerse de tener hijos por motivos morales.

ETIQUETAS:

Un hombre de 27 años de Nueva Delhi, India, quiere demandar a sus padres por traerlo a este mundo sin pedir su consentimiento.

El joven en cuestión se llama Raphael Samuel, quien se describe a sí mismo como parte del movimiento antinatalista, según el cual la gente debería abstenerse de tener hijos por motivos morales.

A pesar de que Samuel dice que la relación con su familia es buena, sostiene que los padres son “hipócritas” por someter a sus hijos a las dificultades de la vida por su propio placer. “Un buen padre pone al niño por encima de sus deseos y necesidades... pero el niño mismo es un deseo del padre”, sostiene.

El antinatalista ha comparado la procreación con el secuestro y la esclavitud, y promueve sus creencias a través de su página de Facebook, Nihilanand, que tiene centenares de seguidores.

“Quiero decirles a todos los niños indios que no les deben nada a sus padres”, afirma Raphael. Y agrega: “Amo a mis padres, y tenemos una gran relación, pero me tuvieron para su alegría y su placer. Mi vida ha sido increíble, pero no veo por qué debería someter otra vida al alboroto de la escuela y la búsqueda de un trabajo, especialmente cuando no pidieron existir”.

Otros activistas contra la reproducción argumentan que tener hijos es una carga para los recursos de la Tierra y evitan la procreación por razones ambientales. “¿Debemos continuar trayendo más niños a este mundo y acelerar el proceso de degradación social y ambiental?”, preguntó Pratima Naik, otro de los líderes del movimiento antinatalista.

“No queremos imponer nuestras creencias a nadie, pero más gente necesita considerar por qué tener un hijo en el mundo ahora mismo no está bien”, agregó y, concluyó el hombre de Mombai: “Somos un grupo de personas que han decidido no reproducirse. ¡Somos indios libres de niños!”.