Un eclipse solar en el polo norte excitó auroras en el hemisferio sur