Un agujero negro se come una estrella