Foto del interior del tren.

Cien pasajeros, abandonados por la descoordinación de dos maquinistas

Los viajeros estuvieron cerca de una hora en un tren en Talavera de la Reina

J.M.L. Toledo

Alrededor de cien pasajeros de la línea de tren Madrid-Toledo-Extremadura quedaron abandonados a su suerte el pasado viernes en mitad de la vía a la altura de Talavera de la Reina (Toledo), en el tramo que conduce a Calera y Chozas (Toledo), debido a la descoordinación de dos maquinistas a la hora de hacer el relevo en su turno de trabajo.

El tren se detuvo de repente cerca de este último municipio y los pasajeros vieron cómo el maquinista se marchaba sin que apareciera otro. Cuando este último, encargado de relevo, se percató del error tomó un taxi para llegar al tren haciéndose con los mandos de la locomotora una hora después ante la estupefacción de los viajeros, que no daban crédito a lo que estaban viviendo.

Una situación que pone de manifiesto los continuos problemas que sufren los pasajeros de la línea ferroviaria Madrid-Toledo-Extremadura desde hace años.

De hecho, a esta línea se la conoce como la del 'tren de la vergüenza' por las numerosas averías e incidencias que se han registrado en los últimos años -cerca de 300 en el pasado año- y que la Plataforma en Defensa del Ferrocarril de Castilla-La Mancha atribuye al abandono de esta línea y a la falta de inversiones.

Debido a esta situación, esta línea pierde viajeros cada año. Por si esto fuera poco, la proyectada línea de alta velocidad Madrid-Extremadura-Portugal avanza con excesiva lentitud mientras el tren convencional entre Madrid, Castilla-La Mancha y Extremadura languidece y pierde pasajeros continuamente.