Escultura en contra de los feminicidios en Ciudad de México. / MARIO GUZMÁN / EFE

Un 15% de chicos españoles son negacionistas de la violencia de género

Uno de cada diez jóvenes justifica la prostitución, según una encuesta de la Fundación Fad Juventud

Antonio Paniagua
ANTONIO PANIAGUA Madrid

El negacionismo de la violencia de género anida entre los jóvenes, aunque es por ahora una postura minoritaria. Más del 15% de los chicos españoles, alrededor de 8% en el caso de las ellas, rechazan o cuestionan las agresiones machistas, según revela la investigación 'La caja de la masculinidad. Construcción, actitudes e impacto en la juventud española', presentada este jueves por Fundación FAD Juventud. Los estereotipos que asocian la masculinidad con eso tan difuso de «ser un hombre de verdad» son desmontados por el informe, que pone de relieve que un 11,7% piensa que los varones deben tener la última palabra en su relación o matrimonio. Pese a que muchos aspectos de los que se supone es un hombre son impugnados en lo que concierne a su visión más tradicional, aun perduran conceptos algo polvorientos, como ese pensamiento que estima que mostrar las emociones es un signo de debilidad. Otro dato preocupante es el que apunta que uno de cada diez jóvenes vive la masculinidad alineado con ideas que justifican la violencia o la prostitución.

A la luz del trabajo, que cuenta con una muestra de 1.700 personas de entre 15 y 29 años, un 11,7% de los jóvenes españoles (15,3% hombres y 8,2% mujeres) aduce que la violencia de género no existe y es un invento ideológico. Además, un 13,9% (17,7% hombres y 10% mujeres) dice que solo perfiles específicos de mujeres pueden llegar a ser víctimas de violencia de género. Y un 11,2% (15,3 hombres y 6,8% mujeres) cree que, si es de poca intensidad, la violencia no es un problema para la relación de pareja.

Los datos reflejan que un 46,4% de jóvenes se considera feminista frente a un 41,8% que dice no serlo. La investigación demuestra que hay un consenso mayoritario en que la violencia de género es un problema social muy grave (74,2%). A despecho de estas proporciones, aún se escucha, si bien con sordina, que el feminismo buscar «busca perjudicar a los hombres».

Fuerte y competitivo

El tipo ideal de hombre fuerte, exitoso, ambicioso y competitivo sigue presente en el imaginario colectivo. Subyace en muchas mentes que no se debe llorar en público (13,5%) y que un hombre de verdad no puede ser afeminado (16,3%). Todavía hay quien reprueba jugar con muñecas (15,8%) o tener amigos homosexuales (11,3%). Un 12,7% justifica que los hombres usen la violencia para obtener respeto si es necesario (12,7%) o recurran a la prostitución para tener sexo (18,6%).

El estudio tiene por objeto analizar qué porcentaje de jóvenes están dentro de «la caja de la masculinidad», un concepto que sirve para explicar el grado de cercanía que tienen las personas con relación a la visión más tradicional y conservadora de la masculinidad.

Siguiente esta línea conceptual, sólo uno de cada diez jóvenes se sitúa dentro de la caja de la masculinidad, frente al 57,8% que se coloca fuera. Si se deslinda por sexo, un 74,9% de mujeres están fuera de la caja frente al 41,3% de hombres. A su vez, el porcentaje de varones dentro de la caja es más del doble que el de las mujeres (14% en hombres y 5,8% en mujeres). «Las personas que están dentro de esa caja son más infelices, sienten una mayor presión social y ejercen más violencia», adujo la directora general de FAD, Beatriz Martín Padura.

Presión social

Si bien los varones jóvenes disfrutan de mejores indicadores de salud mental en comparación con las mujeres jóvenes, los hombres que están dentro de la caja declaran malestares con mayor frecuencia (63,8% frente al 46,5% de quienes se encuentran fuera de ella). Lo mismo acontece con la presión social, dado que los chicos dentro de la caja de la masculinidad hegemónica tradicional se sienten más constreñidos que sus homólogos al borde o fuera de la caja.

 

Un 11,2% cree que, si es de poca intensidad, la violencia no es un problema para la pareja

Si se pone el foco sobre la violencia ejercida en los últimos seis meses, los chicos confiesan ejercerla más en todas sus formas que las mujeres: un 53,2% de ellos se burló de otras personas; un 30,1% insultó, amenazó o publicó fotos para avergonzar y un 37,5% ejerció violencia física en los últimos meses.

Ante esta situación, la Fundación FAD Juventud ha puesto en marcha una campaña dirigida a adolescentes y jóvenes cuyo objetivo es prevenir la violencia de género. La iniciativa muestra situaciones que muchos jóvenes no acaban de identificar como violencia de género: controlar el móvil, indagar con quién se relaciona o humillar verbalmente, entre otras muchas.