El CGPJ, sobre la ley trans: «Contradice» el derecho a la igualdad

Un borrador del CGPJ ve «aspectos oscuros» en la norma y recomienda una redacción «más clara

J. A. G. Madrid

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) cree que el anteproyecto de la ley Trans puede provocar discriminación a las mujeres no transexuales, entre otros ámbitos en el deporte. En la ponencia del informe preceptivo al anteproyecto, el CGPJ aprecia la voluntad de la norma de garantizar el pleno respeto al principio de igualdad de trato y no discriminación de las personas trans y LGTBI en la práctica deportiva, pero considera indispensable introducir las cautelas necesarias a fin de evitar que pueda suponer la discriminación de mujeres deportistas no transexuales, «atendida la realidad de la diferencia de las condiciones físicas existentes y de la superioridad física de la mujer transexual frente a la que no lo es».

El texto, elaborado por los vocales Ángeles Carmona (que preside el Observatorio contra la Violencia de Género), Clara Martínez de Careaga y Wenceslao Olea, será votado en el pleno del CGPJ, el próximo día 20.

A pesar de que el borrador considera «loable» la finalidad del anteproyecto, le ha hecho algunas «consideraciones técnicas», por ejemplo al punto que más polémica ha generado sobre su contenido: la autodeterminación de género en menores. Los ponentes recomiendan que esta medida -sin ningún tipo de requisito de tutela- solo se aplique a los menores a partir de los 16 años de edad, y no desde los 14 como recoge el anteproyecto del Ministerio de Igualdad.

Los motivos que alegan los jueces son que la norma es eminentemente registral por lo que, a su juicio, no cuestiona el derecho a la identidad sexual que, según apuntan, «es previo al derecho a la rectificación registral de la mención del sexo».

Los ponentes también han advertido de que la norma presenta «aspectos oscuros», y recomiendan una redacción «más clara» de manera que la determinación de género «no permitirá eludir las obligaciones y responsabilidades frente a las víctimas de violencia de género» con el fin de «evitar que se produzcan situaciones fraudulentas». Esta petición alude a la polémica que se generó cuando se cuestionó si un hombre podría evitar una condena mayor cambiándose de sexo legal.