Una explotación de cannabis medicinal de una empresa israelí. / R. C.

El cannabis medicinal, más cerca de la luz verde del Congreso

El PSOE recomienda a Sanidad que autorice su uso, pero siempre bajo el control de la Agencia Española del Medicamento

José Antonio Guerrero
JOSÉ ANTONIO GUERRERO Madrid

Ya lo había avanzado, pero ahora el PSOE ha puesto negro sobre blanco su postura a favor del uso terapéutico del cannabis, un asunto ampliamente debatido en el marco de la subcomisión de Sanidad del Congreso que lo dejó 'visto para sentencia' el pasado 9 de mayo. Los socialistas han presentado hoy una propuesta de resolución para que el Congreso avale el uso del cáñamo con fines medicinales y siempre bajo la supervisión de la Agencia Española del Medicamento.

El texto, que ya ha sido entregado al resto de las formaciones políticas que forman parte de la subcomisión, recomienda al Ministerio de Sanidad que autorice el uso de extractos o preparados estandarizados del cannabis «para poder dar respuesta a aquellos pacientes a los que se les prescriba a través de los canales establecidos». Esta propuesta ya ha sido valorada «positivamente» por el PNV, la formación que impulsó la creación de una subcomisión para debatir la regulación del mercado medicinal del cannabis. «Supone un paso adelante», ha dicho Josune Gorospe, diputada del Grupo Vasco e impulsora de la subcomisión, que, no obstante, reclama «cintura política» para la negociación que arranca ahora. Todos los grupos políticos tienen un plazo de diez días para hacer sus propias valoraciones y propuestas, de modo que la resolución final se vote el próximo 23 de junio en la subcomisión, y vaya al pleno del Congreso del 30 de junio.

Fórmulas magistrales en farmacias

Entre las recomendaciones de los socialistas figura la de preservar y reforzar «el rol crucial de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS)» a la hora regular el modo en que se puedan prescribir y dispensar estos productos en el Sistema Nacional de Salud (SNS). También pide que se valore la manera de que los servicios de farmacia competentes «puedan elaborar fórmulas magistrales» a partir de extractos o preparados estandarizados de cannabis para su uso directo en determinados casos, asegurando su estabilidad y uniformidad. El borrador recuerda que de aprobarse el uso medicinal de la marihuana, España se sumaría a los diez países de la UE que ya lo tienen regulado. Los fármacos elaborados a partir del cáñamo se dirigen básicamente a pacientes que sufren de esclerosis múltiple, algunas formas de epilepsia y dolores neuropáticos.

Para prevenir que la medida no fomente el comercio ilegal del cannabis, los socialistas piden que el Congreso, a través de la comisión de Sanidad, haga una valoración anual y un seguimiento de cómo funcionará la regulación.