Canarias vivió el mes de octubre más lluvioso desde 2015

Canarias vivió el mes de octubre más lluvioso desde el año 2015 ha dejado precipitaciones por encima de los valores normales en todo su territorio, y las estaciones de los aeropuertos de Lanzarote y Tenerife Norte observaron un número récord de días de lluvia, 16 y 23, respectivamente.

EFE / LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) también ha destacado el carácter muy húmedo de octubre, que dejó su impronta en la evolución decenal del índice de vegetación.

Además, varias líneas de inestabilidad en aire cálido produjeron chubascos entre los días 5 y 10, algunos localmente torrenciales, como el de la localidad tinerfeña de Arico el día 10 (82,8 litros/hora).

La incertidumbre acerca de la trayectoria del huracán Leslie terminó despejándose el día 13 al tomar rumbo hacia la Península, dejando a Madeira al sur.

Levemente relacionadas con el huracán, las líneas de inestabilidad en aire frío de las 48 horas siguientes dejaron precipitaciones localmente fuertes y copiosas en Los Silos, San Andrés y Sauces (64,6 litros) y Teror.

Sin embargo, el primer episodio de precipitaciones generales se produjo el día 19 en el seno de una vaguada, con vientos moderados del norte que dejaron una precipitación media de algo más de más de 10 litros.

Las líneas de inestabilidad en un aire cálido de componente sur produjeron el día 25 en La Oliva, con datos desde 1961, una cantidad diaria récord en octubre: 39,2 litros.

Con un total de 66,4 litros, también fue el octubre más lluvioso en esa estación, y se avistaron tubas y se observaron granizadas en la costa norte de Tenerife, con chubascos torrenciales en Los Silos (87 litros/hora), Puerto del Rosario, Santa Cruz de Tenerife y Tacoronte.

También tormentas, que dejaron 251 rayos en tierra y 5.942 en el área representada en el mapa de densidad de rayos, y un frente frío en frontolisis dio pie a un último episodio de precipitaciones generales los días 27, 28 y 29.

Se produjeron lluvias torrenciales en Las Mercedes y una precipitación máxima diaria récord en un mes de octubre en el aeropuerto de La Palma (74,7 litros).

Por otro lado, el comportamiento térmico de octubre fue variado, predominando la normalidad, pero escorándose al lado frío en las islas centrales y occidentales, especialmente en sus zonas altas, y al cálido en las orientales, y la anomalía media fue ligeramente negativa (-0,2 grados).

En líneas generales, las temperaturas medias evolucionaron por encima de los valores normales hasta el día 17, pero sin llegar alcanzar, salvo el 8, valores anómalos altos, lo que en esto contrasta bastante con los cuatro últimos meses de octubre, todos afectados por olas de calor o episodios cálidos.

Las máximas absolutas del mes se observaron principalmente los días 7, 8 y 9, con valores de más de 31 grados en Antigua y Tasarte, si bien la temperatura más alta del mes se registró el día 1 en el aeropuerto de Lanzarote: 32,7 grados.

A partir del 18 se produjo un descenso de las temperaturas, que en algunos momentos (días 20-21 y 28-30) llegaron alcanzar valores inusualmente bajos.

Las mínimas absolutas se dieron principalmente entre los día 29 y 31, con valores por debajo de los 16-17 grados en la costa y heladas débiles por encima de los 2.300 metros de altitud (Teide, a 3.550, -2,5 grados).

En otro orden de cosas, el número medio de noches tropicales en la costa (17), sin alejarse mucho del esperado (18), estuvo por primera vez desde octubre 2008 por debajo de las 20.

En cuanto a la temperatura del agua del mar en el área de Canarias estuvo por encima de los valores medios en torno a 1,1 grados, y ha sido en octubre, que junto con septiembre es el mes de aguas más cálidas, cuando las temperaturas del mar alcanzaron los valores más altos del año: 24,8 grados, el día 6, 2 grados por encima del valor esperado.

La sensación térmica predominante a mediodía fue la de calor en las costas meridionales, con siete días de bochorno en Tuineje (7) y cuatro en Pájara, Tasarte y Vallehermoso; y en el resto de la costa y medianías, la sensación fue agradable, con fresco y frío en zonas altas.