Imagen de archivo sin relación con esta información. Una mujer pasea a una persona mayor en silla de ruedas. / JUAN CARLOS ALONSO

Canarias sigue a la cola de la dependencia y tarda 2,5 años en resolver los expedientes

Más de 8.000 personas tienen reconocida en las islas una prestación económica o de servicios, pero no la reciben

Luisa del Rosario
LUISA DEL ROSARIO Las Palmas de Gran Canaria

El 21º dictamen del Observatorio de la Dependencia vuelve a señalar a Canarias como una de las comunidades con peor desarrollo del sistema. De hecho, teniendo en cuenta catorce parámetros sobre el sistema de dependencia, el observatorio elabora un ranquin entre las comunidades y Canarias es la penúltima región solo por encima de Cataluña. «Ha sido un año de retroceso en dependencia, un año marcado por la pandemia», reconoció ayer el presidente de la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales, José Manuel Ramírez, al presentar al dictamen en rueda de prensa telemática.

En las islas se tarda más de doble de la media nacional en solucionar un expediente, 2,5 años. Además, el archipiélago en la tercera comunidad con la peor tasa de personas en el limbo de la dependencia, el 24,4% (más de 8.000 personas), esto es, que tienen reconocido su derecho, pero no se les ha asignado una ayuda económica o una prestación de servicios. El observatorio estima que se tardará 4,3 años en absorberlo. «Solo ocho comunidades aprueban, es un auténtico desastre», dijo Ramírez.

LAS CLAVES

  • 927 días Es la media para resolver en Canarias un expediente de dependencia, más del doble de la media nacional.

  • 24,4% 8.000 personas tienen reconocida la dependencia pero no reciben su prestación. Es la tercera peor comunidad.

  • 4,3 años Es lo que estima el observatorio para «absorber» a quienes están en el limbo de la dependencia en Canarias

El tiempo medio para tramitar los expedientes de dependencia en España es de 430 días, pero hay comunidades en las que se superan los 18 meses. En Canarias 927 días, es decir, más de dos años y medio, lo que coloca a las islas como la región con más demora. Le sigue, Andalucía, donde la espera puede llegar a los 694 días. En el lado contrario, el País Vasco, con 130 días, algo más de cuatro meses. «No que no le sobra a estas personas es tiempo», dijo ayer José Manuel Ramírez.

El 21º Dictamen del Observatorio de la Dependencia solo «aprueba «a ocho comunidades

Pese a ello, el informe reconoce mejoras en las islas. Canarias fue de las pocas comunidades donde se incrementó el número de personas dependientes atendidas: 1.680, lo que implica «un meritorio» 7,18% más. En el conjunto de España solo se pudo crecer un 0,81%. Y hay otros parámetros, como que en 2020 aumentaron el número de prestaciones en 2,494 o en valoraciones «que da muestra que el sistema funcionó con regularidad a pesar de las circunstancias adversas en las que se desarrollo como consecuencia de la pandemia», señala el informe. Por eso, al ser preguntado por la aparente contradicción Ramírez lo achaca al «retraso histórico» en la atención ala Dependencia en Canarias «desde 2006 por desidia e impericia política». Por eso, continuó, «por mucho que se esfuercen no va a ser tan importante el cambio como para poder cambiar la tendencia de un sistema muy debilitado».

Por su parte, el director general de Dependencia del Gobierno canario, Miguel Montero, reconoció que 2020 había sido un año «complejísimo» y reconoció que en todo el país el sistema «colapsó». En Canarias, apuntó, «partimos de donde partimos», es referencia a la mala situación del sistema de dependencia en las islas, pero la mejora en algunos parámetros, pese a la situación global, «se confirma la tendencia que la tendencia es a mejor». Montero confió, además, en que en 2021 se va a lograr avanzar más porque Dependencia y Discapacidad cuentan ya con más personal.

El presidente de la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales criticó que la atención a «las personas más vulnerables» no haya contado con un refuerzo económico en la pandemia. El gasto promedio por dependiente en Canarias se sitúa en los 6.028 euros anuales, un 7% menos que la media española que supone 421 euros más. Según el dictamen del Observatorio, «como consecuencia de la importancia que asumen en la cartera de servicios y atenciones de menor coste».

El plan de choque del Gobierno central para la dependencia (623 millones de euros) supondrá para Canarias una inversión de 16, 9 millones. Según el Observatorio de la Dependencia, con ello se podrá beneficiar del sistema 2,817 personas y se pueden generar 592 empleos. En toda España se podrán integrar más de 100.000 personas.

El pasado año murieron 55.487 personas en la lista de espera, 1.045 en las islas: «es una cifra insoportable»

El año 2020 ha sido «un año terrorífico de muchísimo dolor, sufrimiento y muerte», dijo ayer el presidente de la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales, José Manuel Ramírez, durante la presentación del 21º Dictamen del Observatorio de la Dependencia. En él se recoge que 55.487 personas fallecieron esperando la dependencia el pasado año entre marzo y diciembre, 1.045 en Canarias. «Es una cifra insoportable. Cada día 152 personas murieron sin recibir la prestación», lamentó.

Elia Gómez, una de las redactoras de dictamen, advirtió que los datos de fallecidos «no son totalmente definitivos, se pueden ver incrementados», dado el retraso de algunas comunidades en facilitar las cifras. Aun así, señaló que había u exceso de fallecimientos de 52.835 personas en 2020. «Una de cada cinco personas fallecieron en 2020 por las condiciones excepcionales de este año», y recordó que el 50% de esos fallecimientos se concentran en Cataluña, Andalucía y Madrid.

El 60,26% de las personas fallecidas era una mujer de más de 80 años.

Con el plan de atención individualizado (PIA) en marcha, es decir, recibiendo una prestación de servicios o económica, murieron 173.426 personas, Pero más de 55.000 «esperaban una resolución de grado o prestación», dijo Elia Gómez. «Si las quitamos, más de 34.000 personas tenían reconocido su derecho y fallecieron antes de ser atendidas», afirmó. De ahí que al valorar datos como que el limbo de la dependencia se redujo el pasado año en España en 37. 611 personas «hay que recordar que fallecieron 34.370».

En Canarias el limbo retrocedido el pasado año en más de 1.000 personas, señala el dictamen. «Tanto por las atenciones realizadas, pero también, por el gran número de personas fallecidas a la espera de recibir la prestación».