Imagen del vacunódromo de Infecar este domingo, con muchas personas de 60 a 69 años esperando por sus dosis de refuerzo. / C7

Canarias retoma mañana el control de viajeros de la península y espera el aval judicial al certificado covid

El Gobierno se muestra «optimista» de que el TSJC permita la exigencia voluntaria del pasaporte de vacunación en actividades con restricciones a cambio de más aforo y horario

CANARIAS7 Las Palmas d

El Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) tendrá 72 horas para decidir si avala en las islas la exigencia voluntaria del certificado covid en empresas de actividades sujetas a restricciones, por lo que a cambio podrán funcionar con más aforo y horario, en concreto con los del nivel de alerta inferior al de la isla en que se encuentren. Hasta ayer por la tarde el Ejecutivo no había presentado la orden de Sanidad para su ratificación judicial y se preveía que se hiciera a última hora o hoy martes. El consejero de Sanidad, Blas Trujillo se mostró ayer «optimista» de que el tribunal superior canario acceda a esta fórmula después de que haya desestimado la exigencia obligatoria en sectores como la restauración o los gimnasios.

De momento, desde mañana Canarias empezará a exigir a los viajeros de la península el certificado de vacunación o una prueba que acredite estar libre del coronavirus, una de las medidas aprobadas por el Ejecutivo para prevenir el alza y atajar el alza de casos ante el repunte de la pandemia y la cercanía de las fiestas navideñas.

«El uso del certificado covid, junto con el control de pasajeros nacionales y la vacunación brindan las herramientas fundamentales para la creación de entornos laborales y sociales seguros», afirmó ayer Trujillo, quien se reunió con la Confederación Provincial de Empresarios de Santa Cruz de Tenerife para analizar la situación sanitaria y las principales medidas para evitar la transmisión del coronavirus. Los representantes del empresariado se mostraron a favor de esta fórmula del certificado covid así como de llevar la vacunación a los lugares de trabajo para aumentar la cobertura entre la población de 20 a 49 años, la menos inmunizada en el archipiélago. La patronal de la provincia de Las Palmas ya dio su apoyo a las medidas del Gobierno el viernes pasado.

Además, el Servicio Canario de Salud está estudiando otras iniciativas como instalar durante los próximos días diferentes puntos móviles de vacunación en zonas comerciales de gran tránsito de gente para facilitar el acceso a la vacuna, tanto a los trabajadores de las empresas como a sus clientes y a la ciudadanía en general.

Trujillo señaló que el objetivo en Canarias es avanzar en la flexibilidad de las restricciones con medidas de seguridad gracias a la vacunación, al control de viajeros y a la puesta en marcha del certificado covid, pendiente del aval judicial.

En el caso de que el TSJC no ratifique la exigencia voluntaria del certificado covid y la pandemia siga al alza en las islas, el Gobierno canario tiene preparado como plan alternativo para intentar frenar los contagios la modificación a partir del 15 de diciembre de aforos y horarios para hacerlos más restrictivos.

José Carlos Francisco, presidente de la CEOE de Tenerife, expresó la «predisposición total, absoluta» de colaboración con el Gobierno para promover la vacunación en las empresas y calificó de «muy razonable» la propuesta del certificado covid.