Imagen de archivo de gente transitando con mascarilla por el paseo de Las Canteras, en la capital grancanaria. / ARCADIO SUÁREZ

Canarias mantiene las restricciones ante el alza de la presión hospitalaria

Gran Canaria y La Palma suben esta medianoche al nivel 4 y El Hierro, el lunes, al 3. La ocupación de camas crece un 35% en siete días. Las islas suman 3.276 nuevos contagios y siete muertes

Carmen Delia Aranda
CARMEN DELIA ARANDA Las Palmas de Gran Canaria

La transmisión del virus en Canarias se está ralentizando pero sigue sumando infecciones en proporciones solo vistas durante la sexta ola. El archipiélago contabilizó ayer 3.276 nuevos contagios de coronavirus, un 51% menos que el jueves pasado. Sin embargo, el goteo de muertes continúa y ayer el virus se cobró siete víctimas mortales de entre de entre 51 y 98 años; cuatro se contabilizaron en Tenerife y tres en Gran Canaria, según informó la Consejería de Sanidad.

«La situación da señales que permiten pensar que estamos un poco mejor que en días pasados, pero el Gobierno mantiene el sistema de medidas y restricciones», indicó ayer el portavoz del Ejecutivo regional, Julio Pérez, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno. En esta reunión, se acordó elevar la alerta sanitaria en El Hierro a nivel 3 a partir de las 00.00 del lunes y se ratificó la decisión de declarar el nivel 4 en Gran Canaria y La Palma, donde las restricciones entrarán en vigor a partir de la medianoche de hoy.

El archipiélago no flexibilizará las medidas, como están haciendo otras comunidades autónomas, porque los indicadores epidemiológicos siguen siendo preocupantes, sobre todo, los relativos a la presión asistencial.

De hecho, el Gobierno canario está a la espera de recibir el aval del Tribunal Superior de Justicia de Canarias para prolongar la exigencia del certificado covid obligatorio en ciertos establecimientos y actividades públicas en las islas en nivel de riesgo 3 y 4, más allá del 24 de enero.

Esta decisión se basa en un informe de Salud Pública que recoge que el promedio diario de camas hospitalarias convencionales ocupadas por pacientes covid ha aumentado un 35,2% respecto a la semana anterior y se sitúa en riesgo alto. La tasa de ocupación de estas camas está en riesgo muy alto en Tenerife, Gran Canaria y La Palma; en riesgo medio en Fuerteventura y Lanzarote; y en riesgo bajo en La Gomera y El Hierro.

En los últimos días también ha crecido la ocupación de las camas UCI por pacientes covid. Así, en siete días, la tasa de ocupación ha subido un 16,7% y el porcentaje de camas ocupadas por enfermos de covid sobre las disponibles asciende al 20,9%, lo que sitúa a las islas en riesgo alto.

Esta ocupación es mayor en Tenerife (29%) y Gran Canaria (23%), en nivel de riesgo muy alto, mientras que la ocupación de las UCI en Fuerteventura (9%) permanece en nivel de riesgo medio.

En cuanto a la incidencia acumulada, en los últimos siete días ha crecido un 11,1%, de manera que, de un promedio semanal de 1.350,4 casos por 100.000 habitantes, se pasó a 1.499,9 casos esta semana.

El Hierro ha sido la isla donde más han aumentado las infecciones por coronavirus, presentando ayer la mayor tasa de contagios a siete días del archipiélago, 2.332 casos por 100.000 habitantes. «Aunque en valores absoluto el número de contagios es pequeño, en términos relativos no», explicó Pérez sobre el impacto de la transmisión en la isla.

Como datos positivos, el portavoz del Gobierno señaló que la presión en Atención Primaria se está aligerando con la automatización de las bajas por covid y los 13.000 certificados expedidos por las farmacias. Además, subrayó que «los índices de hospitalización, ingresos en UCI y fallecimientos por covid reflejan que la vacuna contribuye a mitigar el efecto de la pandemia».

En Canarias hay 94.812 personas con la infección activa. De ellas, 586 están hospitalizadas en planta y 80 en UCI.