Canarias entra en la carrera de la lucha contra la basura espacial

14/07/2019

La Agencia Espacial Europea instalará en el Observatorio del Teide un nuevo telescopio dotado de un sistema láser para localizar con más precisión la chatarra que orbita la Tierra. La ESA descarta desintegrar o mover los desechos del cielo.

ETIQUETAS:

Canarias lleva desde hace dos décadas contribuyendo a la vigilancia de la basura espacial que órbita la Tierra desde la Estación Óptica Terrestre (OGS) que la Agencia Espacial Europea (ESA) tiene en el Observatorio del Teide. Pero, a partir del próximo año el archipiélago comenzará a participar de una forma más activa en la lucha contra la chatarra que se acumula alrededor de la atmósfera desde que en 1957 se iniciara la carrera espacial con el lanzamiento del primer satélite artificial, el Sputnik.

En estos más de 60 años la órbita de la Tierra se ha llenado de más y más chatarra hasta el punto de suponer un problema tan serio que organismos como la ESA cuentan con programas específicos de investigación y control esos desechos. A partir del próximo año la agencia europea sumará a la OGS que tiene en el Teide un nuevo telescopio dotado de un sistema de comunicación óptica con satélites con luz láser.

Desde este telescopio se pretende obtener la órbita precisa de satélites que están operando, pero también «observar fragmentos de cohetes, satélites que ya no funcionan, objetos minúsculos que componen la basura espacial para mejorar la resolución de sus órbitas», explica Benjamín Bastida, ingeniero de la Oficina de Basura Espacial de la ESA.

Con las órbitas de los satélites que están operativos y de la basura espacial afinadas al milímetro «se reduce mucho la incertidumbre» a la hora de mover los satélites para que no choquen con la chatarra. «El problema de la basura espacial que, aunque sabemos donde está, a veces la calidad de la órbita no es muy buena y nos somos capaces de evitar colisiones; con observaciones vía láser se mejorará y los choques se podrán evitar», especifica Bastida.

El ingeniero también aclara que el láser que se lanzará desde el Teide «no va a desintegrar basura espacial» ni se utilizará para variar la órbita de pequeños objetos. «Ese no es el objetivo de la ESA», asegura al tiempo que indica que en Australia sí se está desarrollando esta tecnología.

130.000 objetos

Desde el Sputnik se han puesto en órbita unos 8.950 satélites, de los que alrededor de 5.000 continúan en el espacio, pero solo 1.950 están activos, según las as últimas cifras relacionadas con los desechos espaciales de la Oficina de Basura Espacial de la ESA en Centro Europeo de Operaciones Espaciales (ESOC), en Alemania. Las redes de vigilancia espacial tienen en sus catálogos unos 22.300 objetos, pero hay más. El número de objetos de escombros de más de 10 centímetros estimado por los modelos estadísticos supera los 34.000; hay 900.000 objetos de entre uno y 10 centímetros y 128 millones de entre un milímetro y un centímetro. La mayor parte de esa basura espacial se concentra en la órbita GEO (a 36.000 kilómetros de la superficie) y en la LEO (entre los 160 y los 2.000 kilómetros), que es donde están la mayoría de satélites útiles (desde los de comunicaciones hasta los climáticos). «Desde hace 30 años se intenta controlar el problema y hay normas para ello», pero «cada vez hay mas basura», sostiene el ingeniero de la ESA Benjamín Bastida, que denuncia que «las normas no se están cumpliendo» y se corre el riesgo de llegar a un punto de no retorno.

Información de ida y vuelta

Comunicaciones espaciales

Convenio con el IAC

El sistema de comunicación óptica con luz láser que comenzará a operar previsiblemente en el primer cuatrimestre de 2020 en el Observatorio del Teide estará instalado en un nuevo telescopio que construirá la Agencia Espacial Europea (ESA). Canarias se convertirá en ese momento en el principal centro europeo de las comunicaciones espaciales por láser. En mayo, el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) y la ESA firmaron un convenio para extender los programas de comunicación óptica con satélites.

Estación Óptica Terrestre

Telescopio

La Estación Óptica Terrestre es un telescopio de metro de apertura que se instaló en el Teide en los años noventa y cuyo cometido principal fue llevar a cabo las pruebas en órbita de los terminales de telecomunicación láser a bordo de satélites en órbitas bajas y en órbita geoestacionaria. Desde 2001 también se ha dedicado el rastreo de basura especial en la órbita geoestacionaria y en la órbita de transferencia GEO.

Nuevo instrumento

Vigilar los desechos

La basura espacial amenaza a los satélites operativos y a las misiones espaciales tripuladas. La nueva estación de la ESA en el Teide estará dotada de un sistema de comunicación óptica con luz láser (el rayo verde), un sistema adicional al existente, que según explicó el ingeniero de la ESA Benjamín Bastida, tiene dos objetivos, por un lado, la comunicación con los satélites que están funcionando y que cuentan con reflectores (espejos), con lo que responderán a la señal láser enviada desde el Teide, y, por otro, probar si se pueden observar objetos sin reflectores (basura espacial). En ambos casos se trata mejorar la resolución de su órbita para evitar las colisiones.

Cooperación internacional

Sistema en red

La nueva estación que la ESA instalará en el Teide formará parte de la red ILRS (International Laser Ranging Service) de observación desde distintos puntos del planeta de los satélites y la basura espacial.

  • 1

    ¿Las grabaciones de la Guardia Civil a los conductores con síntomas de consumir drogas reducirán los accidentes de tráfico?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados