Imagen de archivo de una persona empujando a un dependiente en silla de ruedas. / C7

Los servicios sociales en Canarias obtienen la nota de «irrelevante»: hay más dinero, pero no eficiencia

La falta de personal o la ínfima cobertura de la renta mínima mantienen a las islas como la decimoquinta región del país en el índice DEC

Luisa del Rosario
LUISA DEL ROSARIO Las Palmas de Gran Canaria

La nota de los servicios sociales en Canarias es de «irrelevantes», un 3.6 según la clasificación del índice de desarrollo de los servicios sociales (DEC) de 2021 que elabora anualmente la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales. Así, las islas, que han mejorado con respecto al año anterior, son la decimoquinta región de España, solo por delante de Murcia (3,09) y Madrid (3,07) y muy alejadas de la comunidad que lidera el DEC, Navarra, con una puntuación de 7,39 sobre 10.

Un «esfuerzo» presupuestario

La asociación dio a conocer ayer este índice reconociendo que el archipiélago ha hecho un «esfuerzo» presupuestario por mejorar sus servicios sociales. «Hay un reconocimiento de derechos, pero a pesar de tener una ley de servicios sociales, no ha procedido al desarrollo de su catálogo. Esta es una de las cuestiones que deben ser mejoradas para que no entremos en lo que llamamos derechos de papel'. Y desde el punto de vista económico en Canarias observamos que se ha hecho un gran esfuerzo incrementando el presupuesto en un 16,8%, casi 68 euros por habitante y la inversión llega a 474,5 euros por habitante, superior a la media estatal que fue de 446,93 euros», dijo Manuel Fuentes, miembro de la directiva de la asociación y coautor del índice DEC.

En el porcentaje del producto interior bruto (PIB) que dedica Canarias a servicios sociales también se aprecia un «esfuerzo notable» porque, de hecho, dedica el 2,71% , cifra superior a la media nacional (1,86%). Y en el gasto total en servicios sociales igualmente. El de Canarias es de un 8,72% frente al 7,7% del conjunto estatal», añadió Fuentes. Sin embargo la nota que obtiene la región es evidentemente baja. «¿Qué ocurre? Si bien tenemos una relevancia económica bastante buena la cobertura de sus servicios no lo son. Es lo que decimos siempre: no necesariamente un presupuesto alto significan unos servicios eficientes y Canarias es una ejemplo de ello. El esfuerzo económico no se traduce en una cobertura adecuada», señala Fuentes.

Las calificaciones

En Derechos y decisión política la puntuación máxima en este parámetro es 1,5, Canarias logró un 0,6.

En Relevancia económica, que incluye el gasto consolidado y porcentaje del PIB dedicado a asuntos sociales el archipiélago sacó 2,2 puntos de 3 posibles.

En Cobertura, que puntúa las estructuras básicas, la dependencia, la renta mínima, la ayuda a domicilio... De un máximo de 5,5 las islas lograron un 0,86.

Menos personal

El coautor del indice DEC apunta como motivos de la baja puntuación del archipiélago a «la ratio de personal técnico» de las islas, que está «muy alejada de la media nacional. En canarias un profesional atiende a más de 3.200 personas cuando en media es de un técnico por cada 2.000 personas, es una diferencia superior a 1.000 y eso tiene que repercutir en la cobertura y la calidad de los servicios sociales. La cobertura de rentas mínimas es ínfima, solo un 3,1% frente al 9,3% en el conjunto nacional. En cambio la cuantía no está. Las ratios de atención residencial en Canarias siguen siendo muy bajas, solo un 1,1% frente al 2,7% a nivel nacional, e igualmente la ratio de personas atendidas con ayuda a domicilio en mayores de 60 años es inferior a la media o la teleasistencia, un 2,2% frente al 10% del entorno nacional». Así, añade Fuentes, «en su conjunto Canarias tiene unos servicios sociales muy desequilibrados que hacen que sea especialmente ineficiente el gasto y es francamente mejorable».

Fuentes añade que es fruto del contexto de «décadas» y que cambiar esa «tendencia» requiere un «esfuerzo enorme» y que se está haciendo porque «lo primero que se ha removido es el presupuesto», pero «los servicios sociales están francamente desequilibrados por esas escasas de cobertura. Esperamos y deseamos que se aplique el catálogo que desarrollen la ley y que todas las medidas en el ámbito de la dependencia que esta implementando el Gobierno de Canarias sean efectivas y que vayamos a mayor implementación de las prestaciones y reduciendo la amplia lista de espera que tienen las islas. Si la Consejería (de derechos Sociales) sigue este empeño cambiará, aunque no es un proceso de uno, dos o tres años, como pasó en Valencia, pero entendemos que se ha iniciado», añadió Fuentes.