El calzado alicantino pide una mejora de sus "pésimas" condiciones laborales