Baltar dice que «no se compromete» la atención en Urgencias del Insular

12/06/2019

La Consejería de Sanidad entrega al Ministerio Fiscal un informe de 16 páginas sobre la situación en el servicio por la denuncia de 23 médicos. Afirma que desconocía el «malestar» de los profesionales

La Fiscalía Provincial de Las Palmas ya dispone desde el pasado seis de junio del informe de la Consejería de Sanidad sobre la situación del servicio de Urgencias del hospital universitario Insular de Gran Canaria (Chuimi) que le requirió tras incoar la denuncia presentada por 23 de los 26 médicos del citado servicio en la que se quejaban de un «colapso y caos asistencial» en este área relevante, en especial el problema de pacientes de alta con problemática social, una situación que está derivando en «amenazas» por parte de la población. En el escrito al que ha tenido acceso este periódico, José Manuel Baltar destaca que «no se ha comprometido la asistencia ni seguridad del paciente».

La administración sanitaria trasladó al Ministerio Fiscal un estudio pormenorizado de 16 páginas en las que describe la inversión de 2,7 millones de euros en mejoras de las infraestructuras, dotación de recursos humanos y materiales, la disminución de la media de Urgencias atendidas como la actividad asistencial, la promoción de la hospitalización a domicilio o el aumento de los pacientes con problemas sociales y en el que también señala que desde los acuerdos firmados con los trabajadores en 2017, «ni la gerencia del Chuimi ni el SCS han tenido constancia del malestar de los médicos» hasta la presentación ante la Fiscalía y su publicación en los medios de comunicación.

Con las pruebas que ha recabado la Fiscalía de Las Palmas como son la documentación presentada por los profesionales sanitarios y la Consejería, podrá determinar si puede haber alguna responsabilidad civil por un supuesto mal funcionamiento de la administración sanitaria al no ofrecer la prestación adecuada a los usuarios, «que son personas en situación de especial vulnerabilidad», según los denunciantes.

Cabe recordar que la denuncia que presentaron los médicos ante la fiscal el 15 de abril es consecuencia de «una campaña en redes sociales por parte de la población en las que se incita a la agresión y a la denuncia al personal sanitario «porque se nos responsabilizan como copartícipes del desbordamiento asistencial» que sufre el servicio debido a la «mala gestión de los dirigentes sanitarios que ha provocado la sobresaturación y hacinamiento de pacientes con el peligro que ello supone», señalan.

La administración sanitaria reconoce en el informe que la permanencia de pacientes con perfil sociosanitario en un hospital de agudos «distorsiona el normal funcionamiento» del centro, además de «no estar preparados» para asumir las necesidades sociales de estos pacientes, «puesto que no es su función», y carecer de zonas de recreo al aire libre, disponibilidad de terapia ocupacional y otras actividades propias de su condición.

Las situación de «hacinamiento de pacientes que pasan meses en un pasillo, viviendo en una camilla sin tener opción de un sillón, de caminar o de ver la luz, perdiendo toda humanidad en el trato porque la administración no tiene otros recursos», centra gran parte de la denuncia de los 23 médicos de Urgencias del Insular, sobre los que Sanidad, además, apunta en el estudio presentado al Ministerio Fiscal que, «en momentos de aumento de afluencia de pacientes con patología aguda o crónica reagudizada urgente, se prioriza el ingreso en planta de estos pacientes sobre los de perfil sociosanitario».

Según la Consejería, en el primer trimestre de 2018, el servicio de Urgencias atendió a seis pacientes con este perfil que permanecieron en el Servicio hasta que pudieron ser ubicados en planta. En el mismo periodo de 2019, han sido 11. No obstante, destaca que la media de pacientes que disponiendo de alta hospitalaria, han permanecido ingresados en planta de hospitalización durante 2018 fueron 30, durante ese año el número de pacientes trasladados a centro sociosanitario ha sido de 42.

Respecto a la masificación del servicio, la Consejería de Sanidad concreta que los picos asistenciales en determinados momentos del año o en situaciones particulares repercuten en todo el centro hospitalario, y que la «actividad asistencial recogida no demuestra empeoramiento con respecto a periodos similares de otros años». No obstante, se especifica en el citado informe que la alta afluencia de pacientes que acuden a los servicios de Urgencias queda recogido en el Plan de Urgencias Sanitarias de Canarias (Pluscan) y se coordinan planes de contingencia entre la gerencia del Chuimi y la dirección del SCS para asumir estos posibles picos asistenciales.

  • 1

    ¿Le parece suficiente el millón de euros aprobado por el Consejo de Ministros para ayudar a las zonas afectadas por los incendios del verano en Gran Canaria?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados