Asociación de cuidadoras dice que su trabajo es una forma más de violencia

La presidenta de ACUFADE, Emma Colao, ha destacado la «escasa» preocupación de la Administración hacia estas cuidadoras.

EFE Santa Cruz de Tenerife

La responsable del departamento jurídico de la Asociación de Cuidadoras/es, Familiares y Amigos/as de Personas con Dependencia, Alzheimer y otras Demencias (Acufade), Emma Colao, ha dicho este lunes que la situación de las cuidadoras es «una forma más de violencia institucional contra las mujeres».

Así lo indica en un comunicado hecho público por la Diputación del Común tras una reunión para hablar de la situación de las cuidadoras de personas dependientes en Canarias, en la que han pedido garantizar la defensa de los derechos del colectivo.

Una reunión en la que Emma Colao y la directora de Acufade se han reunido con la adjunta de Igualdad y Violencia de Género de la Diputación del Común, Beatriz Barrera, quien ha indicado que atender y cubrir las necesidades de las cuidadoras no solamente es una obligación, sino una necesidad.

Según se indica en el comunicado, las representantes de la asociación han alertado de las diferencias que hay en la gestión de los cuidados entre las comunidades autónomas.

Han señalado que mientras Canarias está en el primer ciclo de solventar la raíz del problema, en otras comunidades van por la segunda o tercera fase de mejorar las condiciones y las prestaciones, así como de llevar a cabo el aumento de los recursos o la modernización del sistema de acogida para la prevención y promoción de la autonomía.

Asimismo, Colao ha destacado la «escasa» preocupación que muestra la Administración por la situación de estas cuidadoras, y ha sostenido que ese «desinterés se debe al hecho de que es un asunto de mujeres, ya que la carga en el cuidado reside históricamente en ellas, y porque mientras haya mujeres que reciban la carga esclava de un trabajo no remunerado y no reconocido, muchos hombres podrán seguir ocupando sus privilegios y sus puestos de trabajo y altos cargos funcionariales«.

La adjunta de la Diputación del Común ha agradecido la información y ha asegurado que las reivindicaciones serán trasladadas al Defensor del Pueblo al tratarse de un asunto estatal, «pero de forma paralela y, desde la Adjuntía de Igualdad y Violencia de Género de la Diputación del Común, trabajaremos y le haremos un seguimiento a esta situación, ya que hay una serie de cuestiones que sí pueden ser tratadas a nivel autonómico».

Barrera ha aseverado que «atender y cubrir las necesidades de estas cuidadoras no debe entenderse como un gasto, sino como una inversión. Además, la mejora de estas profesionales es una obligación para las administraciones y una necesidad para el colectivo»