Así encontró el cuerpo la hija de la asesinada en Arinaga

    Cargando reproductor ...
31/05/2019

Un contratista de Agüimes asesina de un tiro a su pareja y luego se suicida con la misma escopeta. La hija de ella fue la que encontró los cadáveres. El crimen conmociona al barrio del sureste grancanario. Los dos eran muy conocidos.

La violencia machista no cesa. Un hombre asesinó ayer de un tiro en la cabeza a la que había sido su pareja sentimental en el Cruce de Arinaga. Luego se suicidó con la misma arma. Los cuerpos fueron encontrados por la hija de la asesinada. La joven llevaba un día intentando localizar a su madre, con la que habló por última vez en la tarde-noche del miércoles. Ayer habían quedado para comer en familia y, al no contestar, decidió acudir a su casa al sospechar que algo podía haber ocurrido. Una vez allí, se asomó por una de las ventanas y vio restos de sangre, lo que la alertó y decidió entrar, tirando la puerta abajo de una patada con ayuda de un vecino, hallando los dos cuerpos sin vida.

El llanto y los gritos de dolor de la hija de la fallecida alertaron a los vecinos del trágico hallazgo. La víctima tenía 38 años, era de origen colombiano y residía desde hacía años en Agüimes. El presunto asesino, natural de Agüimes, era José Francisco Martel y tenía 47 años. Era ingeniero y tenía una empresa de construcción desde hacia casi dos décadas ubicada en el mismo Cruce de Arinaga. Tenía dos hijos de un matrimonio anterior. En 1999 fue en el número 17 de la candidatura de Roque Aguayro al Ayuntamiento. Según confirmaron ayer fuentes de la Comandancia de la Guardia Civil de Las Palmas, no constan denuncias previas por violencia machista.

El hombre no tenía antecedentes policiales y contaba con permiso de armas en vigor, ya que practicaba la caza. En la vivienda los agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil hallaron junto a los cuerpos una escopeta, a nombre del hombre, que presuntamente fue la que usó para asesinar a la mujer y quitarse la vida. Al parecer la pareja había roto su relación recientemente.

A las 20.15 horas se procedía al levantamiento de los cadáveres tras la llegada de la autoridad judicial y se procedió a su trasladado al Instituto de medicina legal de Las Palmas de Gran Canaria, donde se les realizará los correspondientes exámenes forenses para determinar las circunstancias exactas del fallecimiento y determinar cuándo ocurrió el crimen machista. Los agentes continuaron recabando muestras y pruebas que ayuden a esclarecer con más rigor lo ocurrido. Según las primeras pesquisas todo apunta a que el crimen ocurrió entre la noche del miércoles y la mañana del jueves 30 de mayo.