Imagen del solar donde se buscan los restos de la mujer presuntamente asesinada. / cober servicios audiovisuales

El asesino pudo haber quemado el cuerpo de la víctima antes de enterrarlo

La víctima se llama Mariam, es de origen vasco y llevaba varias décadas viviendo en el norte de Gran Canaria, donde era bastante popular

Francisco José Fajardo
FRANCISCO JOSÉ FAJARDO Las Palmas de Gran Canaria

A última hora de la tarde los investigadores han encontrado unos restos óseos parcialmente calcinados en el solar de Gáldar donde presuntamente estaría enterrada la víctima de un crimen machista. Las primeras pesquisas apuntan a que el autor de los hechos acabó con la vida de la mujer y luego quemó su cuerpo antes de enterrarlo en una zanja que hay justo enfrente de la chabola donde vivían.

Esta tarde, tras una intensa búsqueda, los agentes localizaron unos huesos compatibles con un humano que podrían pertenecer a la mujer asesinada presuntamente por su pareja en el norte de Gran Canaria. La víctima se llama Mariam, es de origen vasco y llevaba varias décadas viviendo en el norte de Gran Canaria, donde era bastante popular.

Después de una larga tarde de investigación y rastreo, la Policía Judicial cesó las tareas de búsqueda de más restos en el lugar, un solar de Gáldar donde estaría enterrada la mujer, y continuará la investigación en el lugar este miércoles a partir de las 8.30 horas.

Según fuentes oficiales a las que ha tenido acceso este periódico, en el rastreo de la zona, en las proximidades del casco municipal, los restos podrían corresponder a una mujer. Se trata de una zona de invernaderos abandonados, enfrente del antiguo supermercado Mercadona del casco de Gáldar, a unos cien metros de la calle Mariano J. Larra.

En el operativo, agentes de la Guardia Civil y operarios del Ayuntamiento de Gáldar estuvieron desde el mediodía rastreando la zona acompañados por la comitiva judicial correspondiente al Juzgado de Instrucción número 1 de Santa María de Guía en funciones de guardia.

Confesión a una tercera persona

Fuentes de la investigación apuntan a que el propio autor del homicidio confesó los hechos en una llamada que realizó mediante una tercera persona a la Guardia Civil. Por este motivo, los cuerpos policiales han activado un operativo de búsqueda del presunto asesino.