Bomberos rastreando el río Ebro. / SANDA SAINZ

Aparece el cuerpo sin vida del niño de 13 años desaparecido en el Ebro

Agentes, helicópteros, bomberos y perro buscaban desde anoche al pequeño en una zona conocida como la 'playa de la sardina', frecuentada por bañistas y pescadores

SANDA SAINZ La Rioja

Efectivos de emergencias han encontrado en el río Ebro, en Rincón de Soto, al joven de 13 años que se encontraba desaparecido desde ayer por la tarde en sus aguas. El niño, vecino de Rincón de Soto, acudió con otros amigos en bicicleta para bañarse y no regresó a casa. Por la noche, sus padres dieron la voz de alarma al ver que su hijo no llegaba.

La zona donde se conoce en Rincón de Soto como la 'Playa de la Sardina' de la presa de Milagro, según explicaba esta misma mañana una vecina. Se trata de un lugar donde habitualmente acude la gente a bañarse y a pescar.

Salva Díez, director general de Emergencias, ha explicado este miércoles en el lugar de la búsqueda que desde media noche de ayer el SOS Rioja Y Guardia Civil tuvieron conocimiento de la desaparición y entonces comenzó la búsqueda y ha añadido que «es una zona que no es demasiado peligrosa, aunque parece ser que el niño no sabía nadar, aunque es algo que no está claro».

SANDA SAINZ /GUARDIA CIVIL

Por su parte, Miguel Ángel Saénz, portavoz de la Guardia Civil, ha dicho en el mismo lugar que han estado implicados en la búsqueda submarinistas del GEAS, recursos del Gobierno de La Rioja, entre ellos, profesionales del CEIS- Rioja, SOS Rioja, y 15 profesionales de DG Biodiversidad, junto a Guardia Civil y agrupaciones municipales de voluntarios de Protección Civil, Cruz Roja, asociación de grupos de perros de salvamento, la Confederación Hidrográfica del Ebro y personal del Ayuntamiento de Rincón han sido movilizados dentro de un operativo de búsqueda que se ha activado esta madrugada ante la desaparición del menor.

También se han incoporado a la búsqueda agentes forestales y retenes de Medio Natural, que han estado rastreando ambas orillas río abajo. Según explican los servicios de Emergencias, hay zonas poco profundas, de 50 centímetros, y otras de hasta seis metros. Los equipos han estado buscando en el río con un sónar y una cámara subacuática en esta zona concreta porque es aquí donde se bañaron los chavales.