El alumnado de la ULPGC pide más títulos de posgrado y normas de permanencia más flexibles

El Consejo de Estudiantes aúna las peticiones del colectivo a los dos candidatos al Rectorado

Estudiantes de Educación Física en las instalaciones deportivas del Campus de tafira de la ULPGC / Juan Carlos Alonso
Estudiantes de Educación Física en las instalaciones deportivas del Campus de tafira de la ULPGC / Juan Carlos Alonso
LUISA DEL ROSARIO

El Consejo de Estudiantes de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) ha elaborado un documento con las peticiones del alumnado universitario al nuevo rector que saldrá de las elecciones del próximo 25 de febrero. Entre estas peticiones destaca la reclamación de un cambio en las Normas de Progreso y Permanencia, para que sean más flexibles teniendo en cuenta los casos concretos del alumnado, y que se aumente el número de títulos de posgrado.

A las elecciones al Rectorado, las quintas que celebra la ULPGC, se presentan dos candidatos. El actual rector en funciones, Rafael Robaina, y el catedrático de Salud Pública Lluís Serra Majem. Este último ya se ha reunido con el Consejo de Estudiantes mientras que Robaina lo hará este jueves.

El Consejo de Estudiantes también apunta al llamado reglamento de evaluación, y proponen «eliminar la posibilidad de exclusión de la evaluación continua derivada de la falta de asistencia regular a clases».

Enfermería pide maniquís, Arquitectura la renovación de su edificio y Ciencias de la Educación reivindica un nuevo espacio

El Consejo de Estudiantes, explica la presidenta, Ada Santana, ha elaborado este documento con las delegaciones con lo que aúna las demandas del estudiantado en varios niveles.

Para el estudiantado es fundamental que la ULPGC aumente la oferta de título de posgrado. «Los habilitantes están garantizados, pero faltan posgrados», reconoce Santana, «no estamos siendo competitivos», y cita facultades como Trabajo Social, Relaciones Laborales, Jurídicas o Educación «tenemos los habilitantes cubiertos, pero nos faltan posgrados», abunda Ada Santana quien también recuerda que otra «gran reivindicación» del estudiantado es con respecto a ampliar el número de doctorados.

El alumnado también espera que se reduzca el precio de las titulaciones 'online', cuyas matrículas cuestan «el doble o triple» de las presenciales. También apuntas a la asignación de plazas de másteres, que, a su juicio, se concreta «muy tarde», por lo que piden que se asignen en el mes de octubre.

Precisamente por la pandemia también se han dado cuenta de que falta agilidad en el acceso al gabinete psicopedagógico de la ULPGC, y esperan que se mejore la oferta de las aulas de idiomas y que no sea más caro acreditar un idioma del que ya se tiene título que hacer de nuevo el examen.

Entre sus demandas también destaca la renovación del mobiliario o recuperar el servicio de reprografía en todos los campus.

Otra de sus peticiones es que la ULPGC cuente con salas de 24 horas, y esperan que se mejore la oferta de las salas nocturnas.

El estudiantado también espera que el próximo equipo rectoral «realice una importante renovación de la plantilla docente» y que se mejoren las instalaciones deportivas de la ULPGC. Además, esperan que la universidad acuerde con el Ayuntamiento capitalino y los cabildos de Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura mejorar la frecuencia y horarios del transporte público.

También hay reivindicaciones particulares de las facultades, como la de la renovación del edificio de Arquitectura y de una cafetería, o dotarse de uno nuevo en Ciencias de la Educación, otras piden un paso de peatones y Enfermería material práctico como maniquíes.

Lo que quizás sí sea común a todo el alumnado es la necesidad de «reactivar la vida universitaria», asegura Ada Santana. Pero eso, más que en la mano del candidato que salga electo dependerá de los designios del coronavirus.

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Disfruta de acceso ilimitado y ventajas exclusivas

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Disfruta de acceso ilimitado y ventajas exclusivas

El Consejo de Estudiantes de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) ha elaborado un documento con las peticiones del alumnado universitario al nuevo rector que saldrá de las elecciones del próximo 25 de febrero. Entre estas peticiones destaca la reclamación de un cambio en las Normas de Progreso y Permanencia, para que sean más flexibles teniendo en cuenta los casos concretos del alumnado, y que se aumente el número de títulos de posgrado.

A las elecciones al Rectorado, las quintas que celebra la ULPGC, se presentan dos candidatos. El actual rector en funciones, Rafael Robaina, y el catedrático de Salud Pública Lluís Serra Majem. Este último ya se ha reunido con el Consejo de Estudiantes mientras que Robaina lo hará este jueves.

El Consejo de Estudiantes también apunta al llamado reglamento de evaluación, y proponen «eliminar la posibilidad de exclusión de la evaluación continua derivada de la falta de asistencia regular a clases».

Enfermería pide maniquís, Arquitectura la renovación de su edificio y Ciencias de la Educación reivindica un nuevo espacio

El Consejo de Estudiantes, explica la presidenta, Ada Santana, ha elaborado este documento con las delegaciones con lo que aúna las demandas del estudiantado en varios niveles.

Para el estudiantado es fundamental que la ULPGC aumente la oferta de título de posgrado. «Los habilitantes están garantizados, pero faltan posgrados», reconoce Santana, «no estamos siendo competitivos», y cita facultades como Trabajo Social, Relaciones Laborales, Jurídicas o Educación «tenemos los habilitantes cubiertos, pero nos faltan posgrados», abunda Ada Santana quien también recuerda que otra «gran reivindicación» del estudiantado es con respecto a ampliar el número de doctorados.

El alumnado también espera que se reduzca el precio de las titulaciones 'online', cuyas matrículas cuestan «el doble o triple» de las presenciales. También apuntas a la asignación de plazas de másteres, que, a su juicio, se concreta «muy tarde», por lo que piden que se asignen en el mes de octubre.

Precisamente por la pandemia también se han dado cuenta de que falta agilidad en el acceso al gabinete psicopedagógico de la ULPGC, y esperan que se mejore la oferta de las aulas de idiomas y que no sea más caro acreditar un idioma del que ya se tiene título que hacer de nuevo el examen.

Entre sus demandas también destaca la renovación del mobiliario o recuperar el servicio de reprografía en todos los campus.

Otra de sus peticiones es que la ULPGC cuente con salas de 24 horas, y esperan que se mejore la oferta de las salas nocturnas.

El estudiantado también espera que el próximo equipo rectoral «realice una importante renovación de la plantilla docente» y que se mejoren las instalaciones deportivas de la ULPGC. Además, esperan que la universidad acuerde con el Ayuntamiento capitalino y los cabildos de Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura mejorar la frecuencia y horarios del transporte público.

También hay reivindicaciones particulares de las facultades, como la de la renovación del edificio de Arquitectura y de una cafetería, o dotarse de uno nuevo en Ciencias de la Educación, otras piden un paso de peatones y Enfermería material práctico como maniquíes.

Lo que quizás sí sea común a todo el alumnado es la necesidad de «reactivar la vida universitaria», asegura Ada Santana. Pero eso, más que en la mano del candidato que salga electo dependerá de los designios del coronavirus.

Secciones
Servicios