Audiencia provincial de Las Palmas. / c7

Un acusado de intentar asesinar a su expareja asegura que fue ella quien le atacó

La mujer defiende que su ex entró en su domicilio en dos ocasiones, durante la misma noche, y que la apuñaló. El hijo mayor de ambos presenció los hechos

EFE Las Palmas de Gran Canaria

Un hombre acusado de haber intentado asesinar a su expareja en la madrugada del 17 de octubre de 2020, en Corralejo (Fuerteventura), después de entrar por el jardín al domicilio en el que residía la víctima con los dos hijos de ambos, ha sostenido que fue ella quien le atacó con un cuchillo de forma sorpresiva.

El procesado, el ciudadano británico Andrew H., ha afirmado que su expareja se ha inventado «totalmente» los hechos de los que se le acusa. El procesado ha presentado esta versión al declarar ante la Audiencia de Las Palmas, en la primera sesión del juicio ante Jurado que se sigue contra él por los delitos de intento de asesinato, allanamiento de morada y lesiones psíquicas al hijo mayor de cuatro años que presenció la agresión, según la acusación de la Fiscalía.

Su expareja, sin embargo, ha relatado que la madrugada del 17 de octubre, al acusado entró en dos ocasiones a su domicilio por la puerta del patio: la primera vez fue sobre las 00.15 horas, cuando ella ya estaba acostada, y al encontrárselo le pidió que se marchara porque no eran horas de hablar sobre los problemas que tenían; y la segunda, pasadas las 04.30 horas, cuando dormía.

La víctima ha explicado que «sintió una presencia» en su cuarto, se despertó y vio al procesado de pie con un cuchillo, por lo que salió de la cama gritando e intentó huir, pero él la agarró y comenzó a apuñalarla, forcejearon y logró arrebatarle el arma, clavárselo en un pierna y empujarle hasta el cuarto de baño, donde el acusado cayó en la bañera, momento que aprovechó para escapar.

Ha señalado que como consecuencia de los gritos su hijo mayor se despertó y le agarró de las piernas.

El Ministerio Público reclama una condena de 17 años y 11 meses contra el acusado, quien un mes antes cogió por el cuello a su expareja, también de Reino Unido, y le advirtió de que le iba a hacer «la vida imposible», según ha indicado la fiscal al Jurado al inicio de la sesión y la acusada en su declaración.

La acusación particular ejercida por la víctima ha explicado al Jurado que el acusado maltrataba a su expareja, con la que había convivido cinco años y tenido dos hijos, un bebé de 18 meses y un menor de cuatro años (en el momento de los hechos), y que, aunque inicialmente le imputa intento de homicidio, comparte la misma posición que la Fiscalía.

El abogado de la defensa, sin embargo, ha señalado al tribunal que tratará de demostrar la inocencia de su cliente, que ha sido «condenado culpable desde el principio», porque «al Estado le ha bastado la simple declaración de la víctima», quien recibió cinco puñaladas superficiales, mientras que las de su cliente fueron «mucho más graves», ha recalcado.

El procesado fue agredido en «el cuello, la cabeza y las manos», en su intento de defenderse, y, según el médico que le atendió, «tuvo suerte» de seguir con vida, ha explicado el abogado defensor, quien ha criticado la investigación llevada a cabo, en la que lamenta que no se comprobara la geolocalización del móvil del acusado para verificar que no entró dos veces por la puerta del jardín a la casa de su expareja.

Ha destacado que «con pruebas objetivas» un perito de parte de «gran prestigio» y experto en «el uso de la fuerza y las peleas» demostrará la inocencia de su cliente, y otro también presentará un estudio de su dentadura, ya que niega que su cliente mordiera en el cuello a su expareja.

El juicio está previsto que concluya el próximo miércoles, según ha indicado la magistrada que preside el Tribunal del Jurado, que posteriormente deliberará sobre la culpabilidad o no del procesado.