El acusado del asesinato de Sara Pina abandona los juzgados