Abandona a su bebé en un coche para huir de la Guardia Civil

El detenido había robado una bicicleta valorada en 8.000 euros  

J.M.L. Toledo

 

La Guardia Civil ha detenido en Seseña (Toledo) a un hombre de 35 años por un delito de abandono de menor y otro de hurto. El arrestado abandonó a su bebé, de tres meses de edad, en el interior de su coche cuando se vio acorralado por los agentes, que estaban buscándolo por haber robado una bicicleta profesional meses antes en Madrid.

La bicicleta de alto rendimiento, valorada en 8.000 euros y utilizada en competiciones contrarreloj, había sido sustraída en febrero en un aparcamiento de Madrid. Los agentes encargados de la investigación consiguieron averiguar a través de las redes sociales que la bici estaba siendo usada por un vecino de Seseña, de nacionalidad colombiana y con numerosos antecedentes delictivos, que la había depositado en una tienda para su reparación.

Casualmente, cuando los agentes acudieron a la tienda se encontraron con el ladrón. Éste emprendió la huida a pie dejando a su bebé de tres meses llorando en el interior de su coche. Por fortuna, en su huida perdió un bolso en cuyo interior se encontraban las llaves del vehículo, con lo que la Guardia Civil pudo auxiliarlo y avisar a los servicios sanitarios. Más tarde su padre fue detenido y puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de Illescas (Toledo). En cuanto al bebé, ha sido entregado a su abuelo materno.