La familia del ‘resucitado’ pide ayuda al Gobierno

22/10/2019

El caso de Ángel González Acosta, el canario al que un juzgado de La Palma declaró muerto hace once años, entra en la espiral de la burocracia. La Fiscalía ha pedido que acuda al juzgado en Canarias para resucitarlo legalmente, pero el emigrante, que difundió su caso por las redes sociales a finales de septiembre, no puede entrar en España porque su pasaporte carece de validez al estar legalmente muerto. Su hija pide al presidente del Gobierno que se interese por el caso, y el afectado dice en un vídeo que se están violentando sus derechos.

ETIQUETAS:

A sus 86 años, Ángel González recurre de nuevo a las redes sociales para exponer en un vídeo el nuevo capítulo burocrático de su caso. Con la documentación en mano, pregunta al «fiscal, al juez y al Gobierno de España» cómo entra en territorio español «con este pasaporte (que muestra a cámara) para que me vean, si ustedes me declararon muerto. Me están violentando mis derechos», dice en un mensaje difundido en Twitter. La Fiscalía reclama su presencia en el juzgado para retrotraer el expediente que le declaró muerto, y el afectado aclara en el video: «Si estoy muerto no puedo entrar en España». La hija pide a Pedro Sánchez que aplique sus buenos oficios «en este caso legal atípico para que por fin se haga justicia»