Repuesta la ayuda a domicilio

17/08/2018

El Ayuntamiento de Arrecife ha dado continuidad al contrato de asistencia domiciliaria a las personas dependientes, después de que el jueves caducara y las dejara varios días sin asistencia

ETIQUETAS:

La alcaldesa de Arrecife, Eva de Anta, decretó ayer la continuidad del contrato del servicio de asistencia a las personas dependientes, lo que permitirá que la empresa continúe, a partir a priori del próximo lunes, con su actividad con las mismas condiciones sin que la plantilla vea peligrar ni su puesto de trabajo ni las condiciones del mismo.

La solución llega después de que el pasado jueves caducara el contrato que desde 2016 mantiene la empresa Asidma Servicios Sociales S.L. y que desde entonces las 186 personas dependientes que viven en la capital vieran interrumpida la ayuda que reciben, sin previo aviso.

De este modo, el desasosiego ha reinado desde el jueves y durante todo el día de ayer, al haberse interrumpido el servicio sin aviso previo. Es el caso de la joven dependiente Davinia García, que ayer antes de saber que el Ayuntamiento ha reconducido finalmente la situación, prorrogando un año más el contrato con Asidma Servicios Sociales, se vieron sin la ayuda que necesita la joven para su aseo diario.

Una situación que tanto esta afectada, como otros muchos dependientes, calificaron de «inexplicable», dado que como denunciaron, «se sabía que el contrato caducaba el día 15 de agosto y en lugar de arreglar el problema con antelación, han apurado hasta el último momento, dejando sin ayuda a tantas personas, sin necesidad».

Los afectados denunciaron «dejadez municipal» y sobre todo «improvisación» y denunciaron que «la suspensión del servicio durante al menos dos días ha dejado a muchas personas que no tienen a nadie, solas y desamparadas», al menos desde el jueves y hasta el lunes, momento en que la empresa retomará la ayuda a los afectados.

Pese a todo, el Ayuntamiento de Arrecife informó ayer que finalmente ha optado por una prórroga el contrato suscrito en 2016, que venció a mediados de esta semana, a cambio de un montante económico 346.740 euros. El contrato se prorroga por un año, hasta que el servicio vuelva a sacarse a concurso y se adjudique y sin que la plantilla de los 17 trabajadores de la empresa Asidma vea peligrar ni su puesto de trabajo ni las condiciones del mismo.