Nubes para recibir el Año Nuevo

31/12/2017

Las nubes serán las protagonistas del último día del año. Nubes medias y altas están asociadas al chorro subtropical que está cruzando el archipiélago y que, además, traerá una ligera subida de las temperaturas. Tanto esta noche como la próxima semana las precipitaciones serán escasas y es posible la presencia de calima.

Las heladas nocturnas y las bajas temperaturas vividas la semana pasada tienden a disiparse estos días. El viento del este permitirá despedir el año y recibir 2018 sin mucho abrigo, ni paraguas, aunque, eso sí, solo en las zonas de costa y las abiertas al este y al sur. En el resto los termómetros se mantendrán bajos, pero no tanto como días atrás.

Esta situación, donde la protagonista es la nubosidad, pero sin atisbo de precipitaciones, se mantendrá hasta después de Reyes e incluso durante el mes de enero. La situación totalmente anticiclónica hace que las bajas presiones estén circulando en latitudes muy altas y, por tanto, borrascas y frentes fríos se quedan muy al norte de las islas.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé que entre este domingo y lunes se restablezcan los vientos alisios, incrementándose así la nubosidad en las vertientes norte de las islas de mayor altitud, donde es posible que caiga algún chubasco sin mayor importancia. No es hasta la noche de Reyes cuando la Aemet prevé que pueda llover de manera débil en el norte.

Lo que sí acompañará la despedida del año, sobre todo en las islas más orientales, pero también en las centrales, será la calima que está otra vez arrastrando el viento del este y que se mantendrá al menos hasta mañana, cuando ya el aire role completamente al noreste, con bastante recorrido continental.

Así y todo, no es descartable que durante la próxima semana siga entrando viendo del este con posibilidad de calima, aunque no será de manera continuada.

Los termómetros no registrarán estos días grandes cambios, aunque ya desde ayer se estaba observando una ligera subida de las temperaturas, sobre todo de las mínimas, situándose por encima de 5 grados centígrados allí donde la semana pasada apenas subían de 0 grados.

En Izaña, en Tenerife, o en Tejeda y la Vega de San Mateo, en Gran Canaria, los termómetros no bajaron ayer de los 5,4 grados centígrados de mínima. Las máximas se situaron entre 22 y 23 grados centígrados en La Aldea y en Antigua, respectivamente.