Lluvia, granizo y quizás nieve en la cumbre

13/01/2018

La lluvia volverá a las islas a partir de este domingo con la entrada primero de un frente frío y luego de un embolsamiento de aire frío que, además de lluvias fuertes, podría dejar granizo e incluso nieve en las cumbres.

Santa Cruz de Tenerife

La aparente tranquilidad atmosférica vivida los últimos días se romperá a partir de este domingo y durante la mitad de la próxima semana, con la entrada primero de un frente frío y luego de una depresión aislada en niveles altos (DANA) de la atmósfera que podría situarse cerca de las islas.

Este domingo podría llover puntualmente de forma moderada en el norte de las islas de mayor relieve debido al paso de un frente asociado a el frente atlántico que azotará la península.

Las lluvias arreciarán a partir de este lunes cuando está previsto que un embolsamiento de aire frío se sitúe en las inmediaciones del archipiélago, descargando no solo precipitaciones importantes, sino dando lugar a tormentas con granizo e incluso algo de nieve en las cumbres Gran Canaria y Tenerife. Las temperaturas se mantendrán en niveles similares a los días pasados e incluso bajarán ligeramente.

Todo apunta a que serán las islas más orientales las que reciban una mayor cantidad de lluvia y que sea en la cumbre grancanaria donde con más probabilidad caiga algo de nieve.

El pasado fin de el pico del Teide ya se cubrió de una fina capa de nieve, pero el espectáculo apenas se pudo contemplar unas horas.

Un diciembre muy frío

El de 2017 fue el mes de diciembre más frío desde el año 2008. Hay que remontarse hasta noviembre de 2016 para encontrar un mes como el pasado, en el que el carácter frío o muy frío prevaleció en más del 70% del territorio. Durante diciembre, las temperatura más baja se registró en Las Cañadas del Teide, con los -3,6 grados centígrados, mientras que en la costa las mínimas apenas rebasaron los 15 grados.

La evolución diaria de las temperaturas muestra un descenso continuado desde valores por encima de los normales (en La Laguna la máxima fue el día 1 de 28,5 grados), interrumpido por breves ascensos que tuvieron los días 5, 11, 16 y, especialmente el 31, en el que se produjeron las máximas absolutas del mes en casi la mitad de las estaciones.

La anomalía en la temperatura media se situó en torno a -0,7 grados. En zonas de montaña hubo heladas por encima de los 2.200 metros de altitud, en siete ocasiones en Las Cañadas y tres en Izaña.

Lo que no fue diciembres es húmedo, pues, según recoge el avance climatológico elaborado por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), se puede considerar normal en zona como la vertiente norte de Gran Canaria, donde los máximos de precipitación se situaron en 150 litros por metro cuadrado en todo el mes, Anaga, la mitad sur de El Hierro, el noreste de La Palma y también Fuerteventura. En el esto de las zonas e islas, el comportamiento pluviométrico se considera seco, con lugares como el sur de Gran Canaria y de Tenerife donde se recogió menos de un litro por metro cuadrado durante todo el mes.

En diciembre hubo tres episodios de lluvia, el primero de ellos el día 2 originado por un sistema frontal que dejó las lluvias más abundantes en La Palma, en las vertientes del sureste de La Gomera, Gran Canaria y Tenerife. El frente frío asociado la borrasca Ana dejó también precipitaciones los días 11 y 122, especialmente copiosas e intensas en las medianías de La Palma y Tenerife. El tercer episodio se desarrolló entre los días 15 y 17 y dejó más de 60 litros por metro cuadrado en Teror, Tejeda y Valleseco, en Gran Canaria.