Yolanda Verona propone en su obra «hacer la moda y no la guerra»

14/06/2018

La artista multidiciplinar inaugura este viernes una muestra de fotografías, montajes y pinturas, a la vez homenaje y crítica a la moda

ETIQUETAS:

Make fashion, not war no es la primera exposición de Yolanda Verona, artista multicisciplinar formada entre el arte, la decoración y la filosofía, pero sí es la única dedicada hasta la fecha a la moda «a la vez homenaje a lo que es mi pasión y crítica feroz a la situación que se ha creado en torno a este mercado en los últimos tiempos», explica la autora de las cincuenta piezas que componen la muestra.

La escuela de Arte Pancho Lasso acoge mañana viernes a las 20.30 horas la inauguración Haz la moda y no la guerra, presentada por Obe Rosa y hecha a la medida de la autora, en la que no faltarán las creaciones culinarias de su pareja, Ludovic Lamontagne y música en vivo.

Verona, que reivindica la ausencia de prejuicios para la creación y dice «adorar a los malditos», propone en sus fotografías, collages, instalaciones y pinturas (óleos a espátula sobre lienzo) una reflexión sobre la realidad del mundo de la moda. «Una fábula, donde se hace un recorrido desde la pasión, el detalle y la fascinación por los grandes diseñadores de moda a los desastres que ha supuesto este mercado a nivel de contaminación y explotación laboral, con la moda low cost», explica Verona. Así, dedica uno de sus cuadros al mítico fotógrafo Bill Cunningham recientemente fallecido, inventor del street style (la moda de la calle); o montajes que escenifican la dictadura de los preceptos de la moda, el consumo masivo de ropa o la explotación infantil en terceros países. También se expone parte de su colección de revistas Vogue de todo el mundo y una muestra de chaquetas vaqueras customizadas por ella. Verona es experta en moda, con amplio bagage como bloguera y coleccionista, que apuntó maneras desde bien pequeña. «Me llevé un buen cachete por hacerme con el velo de novia de mi madre una capa que incorporé a mi vestido de comunión», recuerda.