Vecinos Unidos propone soterrar la vía de Argana

18/07/2018

La formación presenta en una moción la propuesta al considerar que mejoraría «la colectividad de los desplazamientos cuyo origen o destino se encuentre fuera del barrio y favorecería el tránsito»

La formación Vecinos Unidos en Arrecife, representada por Andrés Medina, ha presentado una moción que se debatirá en el próximo pleno del Ayuntamiento solicitando que se estudie la posibilidad de soterrar la carretera LZ-20 a su paso por Argana. «Entendemos que mejoraría la conectividad de los desplazamientos cuyo origen o destino se encuentre fuera de Argana, a la vez que favorecería el tránsito y estancia de peatones en un barrio de tan especial vulnerabilidad urbana», señala la formación.

Para ello, pide llevar a la mesa del territorio el proyecto Lanzarote XXI para su inclusión en el futuro plan general de Arrecife, un proyecto que, según explica, han elaborado dos equipos técnicos de Gran Canaria y Lanzarote (compuestos por arquitectos, abogados, geógrafos, ingenieros de caminos e ingenieros técnicos de obras públicas) proponiendo las necesarias mejoras para las vías de Lanzarote». En el caso de Arrecife, se plantea «soterrar el eje central» de la LZ-20 «conservando un carril por sentido, incorporando arcenes y otras medidas de seguridad para la circulación».

De esta manera, el sector soterrado consistiría en un falso túnel con una longitud de 1,5 kilómetros, que contaría a su inicio y final con rampas adaptadas» y «por este tramo subterráneo circulará el tráfico de paso», apuntan. Por su parte, la planta en superficie se integraría en la trama urbana, tan sólo permitiendo el tráfico con origen o destino en la zona de Argana. «Así, se crearía una avenida con aceras de cinco metros de ancho en los márgenes» y «se dispondría de un carril de bici-running». Además, el proyecto propone «transformar los actuales cruces con glorietas amplias, dando prioridad a los desplazamientos del eje central, que acoge habitualmente mayor intensidad de vehículos».

Vecinos Unidos argumenta que el eje viario que cruza el entorno de Argana (LZ-20), más en el tramo de dos kilómetros existente entre la rotonda de los cuarteles hasta la calle León Felipe, en la actualidad es «una pésima y deficiente infraestructura por los «numerosos y diversos usos que se dan en su entorno próximo: generan niveles de tráfico que dificultan la fluidez de la circulación, restan calidad a los desplazamientos de potenciales clientes y usuarios de empresas y servicios de la zona, limitan la funcionalidad de la carretera como vía de conexión entre la capital y otros puntos del interior de la isla y dificultan, e incluso imposibilitan en ciertos sectores, el tránsito peatonal», sostiene la moción. A lo largo de este tramo, «se presentan dos franjas de ajardinamiento con bordillo que imposibilitan la permeabilidad entre los carriles del eje y los exteriores, por lo que el cambio de sentido de la marcha se debe realizar a través de dos cruces o nudos, con glorietas de pequeña dimensión, las cuales dificultan principalmente los giros de vehículos pesados y de gran dimensión que habitualmente transitan por esta zona», añade Vecinos Unidos.

Asimismo, se apunta «la falta de permeabilidad entre el tronco central y los carriles exteriores, que dificulta que un vehículo pueda apartarse, no disponiendo ni de arcenes cuando se circula por los carriles centrales». «Una situación que empeora en los tramos bajo rasante, ya que el hecho de transitar a cierta velocidad por estos carriles, la cierta pendiente o desnivel y las ligeras curvas que se producen en estos mismos espacios, aumentan los inconvenientes que pudieran darse en caso de incidente», afirma.