Vecinos de Arrieta solicitan más contundencia con las caravanas

05/09/2018

Acuña da por buena la versión del Cabildo que descarta una gran zona de acampada en La Garita, dentro de la revisión del PIOT, según dijo en el encuentro con un centenar de residentes

La opción de que puede levantarse una gran zona de acampada en La Garita, en una parcela privada, sigue siendo motivo de preocupación entre los residentes de Arrieta, a tenor de cómo se desarrolló el encuentro del alcalde de Haría, Marciano Acuña, con vecinos de la zona, en la tarde-noche del lunes. El regidor aprovechó para asegurar que da por buena la versión del Cabildo de mediados de la pasada semana, dando a entender que no hay intención oficial de que en la revisión del Plan Insular de Ordenación del Territorio (PIOT) se faculte la presencia de un espacio para campistas en primera línea costera. Además, tomó nota de la reclamación vecinal de ser más contundentes a la hora de permitir la presencia de caravanas en La Garita.

La exposición del alcalde, según se comentó ayer a este diario por algunos asistentes al encuentro, no terminó de convencer de inicio, pues en la cita se resaltó que en la revisión del PIOT se han definido ocho zonas de acampada en el conjunto insular, con opciones para que alguna quede en suelo norteño. Además, hubo quien mostró recelo a que el Ayuntamiento de Haría haya trasladado al Cabildo la posibilidad de construir una rotonda junto al desvío hacia Tabayesco, dentro de la LZ-1, al creerse que esta glorieta podría servir para dar facilidades a las caravanas que quieran llegar a La Garita.

Además, varios asistentes al encuentro reclamaron que se tomen medidas para evitar que las caravanas lleguen casi hasta la playa, si bien es cierto que quedarse en suelo de carácter privado; argumentando que abundan los que no respetan la zona. Hace años se colocaron piedras para limitar el acceso, en la zona de servidumbre, demandando los vecinos retomar la medida.

Acuña replicó diciendo que se tendrá que analizar la demanda, al margen de que haya constancia de que no está permitido que los vehículos puedan hacer noche en el lugar. De hecho, consta que la Guardia Civil ha hecho alguna visita estos días para ver cómo está la situación.

Además, el alcalde calificó de «alarma infundida» la creencia de que parecía inminente la instalación de una gran zona de acampada, reglada, en La Garita. A los vecinos, al igual que trasladó ayer en Radio Lanzarote, dijo Acuña que en la revisión del PIOT se limita un posible espacio para caravanas junto a El Charcón, en la vertiente de Arrieta contraria a La Garita. Y añadió el regidor que se tiene intención de concretar acciones para hacer ver que quizás en el municipio la zona de acampada que pudiera corresponder podría quedar en algún espacio interior.

Cabe recordar que en la isla de Lanzarote la única zona donde se permite la presencia de caravanas y casetas es en Papagayo, en el espacio regulado que controla el Cabildo, que entró en servicio en junio y que está previsto que mantenga abiertas sus puertas hasta el próximo día 16.