Una nueva vida como gobernanta

07/12/2018

Gloria Santana es una de las cinco gobernantas que ejercen ya este cargo, tras participar en el curso impartido por Lanzastudio, nueva empresa del vivero de la Cámara de Comercio

Se dijo a si misma que no cumpliría los 40 como camarera de piso. Así que, tras casi dos décadas ejerciendo esta profesión imprescindible, en varios hoteles y apartamentos de Lanzarote, Gloria Santana se decidió a hacer el curso de gobernanta que imparte Lanzastudio, una de las empresas del vivero del centro de innovación empresarial de la Cámara de Comercio.

«Viví las épocas más boyantes del sector y la caída. Recuerdo especialmente el año del cambio al euro, cuando un cliente del Lanzarote Village dejó el equivalente a 10.000 pesetas». La crisis y la democratización de los precios del sector han acabado tanto con esa tipología de cliente como con las condiciones de trabajo. «Empecé haciendo 17 habitaciones individuales diarias y hubo épocas en las que llegué a 32». El durísimo trabajo de camarera de piso «pasa factura, ya no física, sino psicológica porque llegas a casa y lo pagas con tu marido, no tienes ganas de jugar con los niños y yo tengo tres, dos pequeños, y no quería perdérmelos».

Una nueva vida como gobernanta

«A veces te planteas cambiar de trabajo, pero las alternativas también tienen sus pegas, lo que ganas en tiempo lo pierdes en el sueldo», asegura Gloria, que se animó a hacer el segundo de los tres cursos que ya ha impartido el centro de formación que dirige Fayna Caballero. «No todo el mundo vale para gobernanta, hay que conjugar talentos como el justo reparto de tareas, organización, gestión de equipos y psicología», explica. Las directrices de la docente Nieves Martín parecen haber surtido efecto porque cinco de las 15 alumnas de los cursos ya trabajan como gobernantas.

Actualmente, hay otro curso en marcha, que finaliza en febrero, y otro que comenzará en breve sobre protocolos adaptados a la regiduría de pisos. Los cursos de gobernanta constan de 170 horas repartidas en dos tardes a la semana durante seis meses. «La mayoría de las asistentes combinan trabajo con la formación, por lo que hay que hacer un esfuerzo considerable», destaca Fayna, que aplaude la actitud y determinación de las alumnas por querer progresar dentro de un sector profesional con bajo techo de promoción. Lanzastudio organiza todo tipo de cursos y destaca la gestión de formación bonificada para firmas que desean mejorar las herramientas de sus profesionales.

  • 1

    ¿Le parecen suficientes las sanciones que se aplican por contaminar el mar en Canarias?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados