Un conductor ebrio se empotra en la comisaría de Policía de Arrecife

08/06/2019

El vehículo arrancó las vallas que rodean el inmueble y se detuvo en las escaleras del inmueble

Los agentes que hacían guardia la pasada madrugada en la comisaría de la Policía Nacional de Arrecife se llevaron un susto de muerte cuando sobre la una de la madrugada un hombre empotraba inesperadamente su vehículo contra las rejas de protección del recinto, e incluso subía las escaleras del acceso principal al inmueble.

Al parecer el conductor del vehículo, sin antecedentes penales, presentaba un alto estado de embriaguez, pues como él mismo manifestó nada más sufrir el accidente «había permanecido consumiendo alcohol durante todo el día y hasta bien entrada la madrugada». .

La sangre fría del agente de policía que estaba de guardia en las dependencias de la comisaría, que incluso se vio obligado a desenfundar su arma reglamentaria creyendo que se trataba de un ataque a la comisaría, evitó que el incidente tuviera peores consecuencias .

Hay que recordar que nuestro país se encuentra en el denominado nivel cuatro de alarma antiterrorista y las comisarías de policía, otros recintos del ejército y organismos públicos están entre los posibles objetivos de atentados terroristas.

Alertados por el ruido del impacto varias agentes salieron del inmueble y se encontraron el coche que había barrido las vallas de seguridad que rodean el perímetro policial. Tras detener al conductor todo quedó en un gran susto. El detenido dio positivo en las pruebas de alcoholemia realizadas por la Policía Local y permanece en los calabozos hasta que el lunes sea puesto a disposición judicial.

A pesar de que a primera vista pudiera tratarse de un accidente causado por el alcohol, la Policía Nacional sólo confirma los hechos sin aportar más información al respecto, al tratarse de un hecho que requiere una investigación que ya se ha abierto.