Seres, la ciencia del equilibrio

14/03/2018
ETIQUETAS:

Lanzarote recibirá por primera vez al maestro Kim Kyoung Bo, campeón mundial de taichí chen en 2005 y de chi-king en 1997. El experto en medicina tradicional china participa en el taller Recupera el equilibrio óptimo, impartido a través de su método Seres, que organiza el centro de belleza integral Amisi, el 17 de marzo en The Box, en el pasaje El velero de Arrecife de 11.00 a 15.00 horas. Además, desde el viernes, 16, se harán sesiones personales de acupuntura, ventosas o terapia sacrocraneal.

La metodología que propone el doctor Kim se enfoca a un tercer punto de vista sobre las cosas y la neutralidad, e incluye estiramientos internos, tensión de tendones, yin-yang, respiración, la ley de la conservación, ondas cerebrales, el psoas, posturología, o distribución de la energía interna entre otros temas.

La disciplina Seres utiliza las medicinas de oriente y occidente. «La primera tiene un punto de vista de macro a micro, su mérito está más bien en el enfermo crónico, donde hay una reacción de fuga de su energía y es necesario formatear, mientras que el gran mérito en la medicina de occidente está en los casos urgentes. Aquí se maneja un punto de vista de donde comienza el problema: de mico a macro», explica Kim. El doctor acude siempre al taichí que define como la practica el equilibrio. «En el caso del taichí chen, se trata de un estilo, una cultura de movimiento. Podría decirse que es tendón, músculo y corriente de energía, todo unido. Practicas ordenando el interior». Los practicantes de este arte usan los términos yang (abajo) «para poder adaptarse a la gravedad» o psoas «músculo del alma», que se activa cuando en el cuerpo todo está en unión. El taller prevé un ejercicio para activarlo, así como los estiramientos internos «excelentes para resetear el cuerpo» y en los que se basa el método Seres.

La medicina china tiene una máxima que es el ser humano ya sabe. Para definir el poder de la intuición. En el taller se tratará «el consciente, el inconsciente y el subconsciente y cómo en el lugar de reunión de los dos primeros encontramos al subconsciente y ahí está la intuición», explica el doctor Kim.

El Cabildo grancanario instaló ayer dos nuevas placas identificadas de Gran Canaria Moda Cálida en las tiendas de Chela Clo y La Rana Roja con el objetivo de que sean identificados como puntos de venta de los creadores de moda local, según explicó la consejera de Industria y Comercio, Minerva Alonso, mediante un comunicado.

La acción «es la continuidad de la firme apuesta que el Cabildo inició hace casi tres años dirigida a la promoción y la apertura de vías de comercialización a nivel local, nacional e internacional de las empresas que pertenecen al colectivo, recordó Alonso. Con la intención de incentivar el mercado local se han ido colocando de forma progresiva las placas en diferentes puntos de venta», añade la nota de la corporación insular.

Con estas placas, el público sabrá que allí se vende moda hecha en la isla, como es el caso de Chela Clo-Regaliz Funwear, de Jorge Toledo, una firma de ropa de hombre desenfada, tanto de baño como sport y complementos, que tiene su tienda en la calle Cano, 5, en Las Palmas de Gran Canaria.

Igualmente, La Rana Roja también cuenta desde este martes con su rótulo identificativo para señalar que en la calle Perdomo 17 se puede encontrar ropa colorida para toda la familia realizada por María José Bravo de Laguna, desde infantil, prêt-a-porter hombre y mujer, además de complementos.

La consejera de Industria y Comercio del Cabildo grancanario aseguró que apuesta por continuar con la misma línea de trabajo para que las personas que pasean por la calle puedan identificar perfectamente los puntos de venta de Gran Canaria Moda Cálida, como es el caso de las dos empresas que lucen el logo desde ayer y que se adhirieron al programa a lo largo de este mandato. A esta iniciativa se suman también las etiquetas en las prendas.

La semana pasada, el programa Gran Canaria Moda Cálida se abrió al mercado peninsular de forma permanente para la venta de prendas de sus diseñadores gracias al acuerdo alcanzado con la galería comercial sevillana Libélula Shop.