Salinas del Río, recuperadas

13/12/2018

Acaba la primera fase de recuperación de un espacio singular, con patrocinio del Cabildo

Los trabajos de recuperación de las salinas del Río, en su primera fase, se han dado por acabados en estos días. Esta primera campaña han consistido en la rehabilitación de 720 metros del Fuerte de Defensa con camellón de escollera de callados y de 250 metros de muro del caño principal con morteros de cal, callados y fondo de barro. También se ha concretado la reparación total de los tramos más deteriorados del muro que separa el cocedero madre del cabecero y de los pasos entre los cocederos y la tajería.

Además, se ha procedido a la reparación parcial del primer tomadero, de los muros del almacén de la sal y del caño de partido de la fina.

«Esta primera fase», explicó sobre el terreno este jueves el presidente insular, Pedro San Ginés, «ha estado centrada en recuperar los muros que el abandono y el mar habían destruido y evitar, así, que las salinas se vuelvan a inundar y puedan, en un futuro más o menos cercano, recuperar el característico, llamativo y admirado color rojo que le daban la Artemia salina y otros extremófilos que habitaban en ellas».

Las obras dieron comienzo a mediados del pasado verano, y han contado con la participación de un equipo de pedreros contratado por los Centros de Arte, Cultura y Turismo, un maquinista de SCCATMECA y un equipo de albañilería de Construcciones JM La Graciosa, supervisados por Alberto Luengo, arquitecto experto en la materia, y el departamento de Conservación y Mantenimiento de los Centros.

Como curiosidades, hay que señalar que durante los trabajos se ha colaborado con el Banco Español de Algas, a través de la Universidad de Las Palmas, que ha recogido y está analizando muestras de las microalgas que se encuentran en las salinas. De forma simultánea, un laboratorio de Barcelona ha realizado analíticas de los barros y la cal antigua presentes que, de inicio, revelan resultados que desafían todas las teorías actuales sobre el uso de los morteros de cal en la construcción.

La primera campaña del proyecto de rehabilitación de las salinas del Río ha contado con un presupuesto de alrededor de 220.000 euros procedentes del Fondo de Desarrollo de Canarias, que se gestiona desde la Unidad de Planificación y Coordinación de Proyectos del Cabildo, que coordina Saray Rodríguez.

Está previsto que los trabajos de la segunda campaña den inicio a comienzos del próximo verano, una vez finalice la época de nidificación de las aves que viven en ese hábitat. Será cuando se ejecuten, de forma gradual, la restauración de los elementos construidos de las salinas como murados, resto de caños y tajos, así como la rehabilitación del almacén de la sal, que el presidente anunció se dedicará a «fines didácticos, científicos y lúdicos» .