Red Eléctrica ofrece soterrar la red solamente en los pueblos

08/02/2020

El Ayuntamiento de Yaiza mantiene el contencioso judicial contra el proyecto de la línea Lanzarote-Fuerteventura con 53 torretas aéreas

El Ayuntamiento de Yaiza se mantiene firme en el contencioso judicial presentado ante los tribunales contra el proyecto de Red Eléctrica Española (REE) para reforzar la línea Lanzarote-Fuerteventura a 132 kilovoltios y que supone la instalación de un total de 53 torretas de tendido eléctrico aéreo en este municipio, en zona de paisaje protegido como puede ser entre otros el Parque Natural de los Ajaches.

En relación con este proyecto, desde el Consistorio sureño que preside Óscar Noda se señala que Red Eléctrica de España, mantiene su postura y en las reuniones mantenidas con responsables del propio Ayuntamiento sureño, para plantear posibles alternativas de soterramiento, y evitar así el impacto que causaría la instalación de la media docena de torretas; la empresa de titularidad pública solamente estaría dispuesta a estudiar el posible soterramiento de la red en las zonas donde existe población, mientras que en las demás zonas se mantienen en su proyecto de tendido aéreo en exclusiva.

El Ayuntamiento también ha explicado que la postura municipal sigue siendo la de pedir que se soterre todo el trazado de la nueva línea proyectada, utilizando las zonas de márgenes de carreteras o por donde más fácil resulte y menos impacto produzca, algo a lo que Red Eléctrica ha mostrado su rechazo hasta la fecha. Dicha negativa es la que ha llevado al Ayuntamiento de Yaiza a interponer el correspondiente recurso judicial ante el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC).

Un recurso que hasta la fecha defiende el Ayuntamiento en solitario, después de que el alcalde instara a colectivos, asociaciones y grupos ecologistas a que se personaran, sin obtener apoyos efectivos, pese al rechazo social que en su día generó el proyecto.

Mientras tanto el contencioso judicial sigue su curso en trámite de pruebas y en los últimos días, según ha informado el Ayuntamiento, se ha requerido documentación al Consistorio sobre aclaraciones de algunos planos de la zona afectada.

Entre los motivos de Yaiza para tumbar el proyecto de electrificación, dado su impacto, se señala que la declaración de utilidad pública del Gobierno no se notificó a las partes ni se publicó a nivel oficial. También se alega que la declaración de impacto ambiental aprobada por la Comisión de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente de Canarias (Cotmac) se llevó a cabo por separado, en tres partes distintas, cuando se tendría que haber estudiado en todo su conjunto. Y no constan informes de Medio Ambiente y Patrimonio del Cabildo, ya que el trazado atraviesa espacios ZEPA y yacimientos paleontológicos incoados como BIC.