Pull&Bear descarta una campaña internacional por la burocracia

03/10/2017

El «desbordamiento» del personal de Medio Ambiente del Cabildo, que da los informes para los permisos de rodaje en parajes protegidos, obligó a la firma Pull &Bear a anular una campaña publicitaria de ámbito internacional. Film Commission pide aumentar el número de técnicos.

Aunque los parajes de la isla son especialmente atrayentes para las productoras de cine y publicidad, la situación de «desbordamiento», como la califica el técnico de Lanzarote Film Commission, Ismael Curbelo, del área de Medio Ambiente del Cabildo está dando al traste con algunas campañas. Este fue el caso, recientemente, de la firma de ropa Pull&Bear, marca del grupo Inditex que está presente en 70 mercados del mundo con 982 tiendas, decoradas con fotos gigantes de la ropa de temporada.

El departamento de Medio Ambiente cuenta con una letrada y dos técnicos habilitados para firmar los pertinentes informes ambientales, «sin los cuales no se puede tramitar absolutamente nada con los Ayuntamientos», explica Curbelo. El plazo actual de expedición de los citados informes es de diez días hábiles y con este documento los Ayuntamientos ya pueden dar el permiso de rodaje.

En el caso de la compañía textil, la productora, radicada en Gran Canaria, presentó la solicitud, por orden, cuatro días antes de las fechas previstas para el rodaje. En ese ínterin, se fueron tramitando con el Ayuntamiento de Yaiza los pasos previos al permiso para grabar el 22 de septiembre en las playas de Janubio y Montaña Bermeja, en el Parque Natural de Los Ajaches, para lo cual se abonaron las pertinentes tasas. Sin embargo, el permiso de Medio Ambiente no llegó a tiempo por la imposibilidad material de dar salida a todas las solicitudes y la productora abandonó la isla. A este percance se sumó la dificultad que había supuesto encontrar alojamiento en esas fechas, con la isla a tope de ocupación.

Curbelo asegura que el personal cabildicio «hace un gran esfuerzo», si bien, desde Film Commission, se vuelve a demandar personal para el área «ya que esta situación supone un auténtico cuello de botella, que perjudica la actividad de rodaje y hace perder oportunidades muy interesantes, como sería ver los paisajes de la isla en la publicidad de la marca en todas sus tiendas en el mundo», dice el técnico. También se han dado otras anulaciones en los últimos días, como la de una firma italiana, que no llegó a presentarse en la isla, tras ser advertida del plazo de diez días hábiles anteriores a las fechas previstas de rodaje.

Los informes ambientales son específicos para cada solicitud y presentan condiciones para cada zona, como protocolos de carga y descarga o elementos permitidos en el espacio, lo que supone un plus de trabajo. Además, la prioridad que se da a las solicitudes urgentes hace que se retrasen otras más antiguas.