Nueve murgas inician los ensayos con vistas a los concursos de 2020

23/09/2019

A tenor del corto número de formaciones, es probable que la fase previa en Arrecife vuelva a limitarse a dos noches

josé r. sánchez / teguise

Tradicionalmente las murgas lanzaroteñas suelen meterse de lleno en los ensayos en cuanto pasan las fiestas de Dolores, siendo entonces cuando se puede evaluar el cupo de formaciones con opciones reales de estar en los concursos carnavaleros del año posterior. Así las cosas, en los certámenes de Arrecife, a finales de febrero; y Costa Teguise, ya entrado marzo, hay opciones de contar con al menos nueve grupos, uno más en consecuencia que en el pasado carnaval.

En concreto, consta que están ensayando de manera regular las cinco murgas finalistas del pasado invierno en Arrecife, caso de Los Tabletúos, Los Simplones, Las Vacilonas, Los Desahuciados y Los Intoxicados; así como los tres grupos que quedaron a las puertas de optar a la noche definitiva del certamen, caso de Las Inadaptadas, Las Enraladas y Las Pijoletas. Además, habrá que contar con la participación en 2020 de Los Titi Roys, murga que ha recuperado la actividad. Hay opciones para un décimo grupo, Los Desperdigaos, a expensas de que prosperen encuentros en este mes.

Se descarta a priori el regreso de Las Rebuscadas y que haya protagonismo para murgas históricas, caso de Los Arretrancos o Las Revoltosas. Tampoco hay visos de que puedan salir al escenario Los Gorfines, considerando que consta en ambientes carnavaleros de Arrecife un largo e intenso periodo de disputas internas, hasta el punto de que está en riesgo incluso en estos días la continuidad de la murga infantil.

Con nueve formaciones, a priori parece casi fijo que la fase previa del certamen de Arrecife quedará limitada a dos noches, los días 18 y 19 de febrero, con cinco murgas sobre el escenario en la primera jornada y cuatro en la segunda. Caso de que se incrementara la relación, sí que habría concurso el 17 de febrero.

Y por la escasez de agrupaciones, la final de la noche del 21 de febrero, como ya pasara el pasado invierno, quedará reducida a cinco entidades, en vez de seis. La murga que resulte triunfadora a nivel de interpretación, como manda la tradición carnavalera, tendrá derecho a ser escolta de la carroza principal en el Entierro de la Sardina, a celebrar el 26 de febrero, honor que este año correspondió a Las Vacilonas.

Tradicionalmente las murgas lanzaroteñas suelen meterse de lleno en los ensayos en cuanto pasan las fiestas de Dolores, siendo entonces cuando se puede evaluar el cupo de formaciones con opciones reales de estar en los concursos carnavaleros del año posterior. Así las cosas, en los certámenes de Arrecife, a finales de febrero; y Costa Teguise, ya entrado marzo, hay opciones de contar con al menos nueve grupos, uno más en consecuencia que en el pasado carnaval.

En concreto, consta que están ensayando de manera regular las cinco murgas finalistas del pasado invierno en Arrecife, caso de Los Tabletúos, Los Simplones, Las Vacilonas, Los Desahuciados y Los Intoxicados; así como los tres grupos que quedaron a las puertas de optar a la noche definitiva del certamen, caso de Las Inadaptadas, Las Enraladas y Las Pijoletas. Además, habrá que contar con la participación en 2020 de Los Titi Roys, murga que ha recuperado la actividad. Hay opciones para un décimo grupo, Los Desperdigaos, a expensas de que prosperen encuentros en este mes.

Se descarta a priori el regreso de Las Rebuscadas y que haya protagonismo para murgas históricas, caso de Los Arretrancos o Las Revoltosas. Tampoco hay visos de que puedan salir al escenario Los Gorfines, considerando que consta en ambientes carnavaleros de Arrecife un largo e intenso periodo de disputas internas, hasta el punto de que está en riesgo incluso en estos días la continuidad de la murga infantil.

Con nueve formaciones, a priori parece casi fijo que la fase previa del certamen de Arrecife quedará limitada a dos noches, los días 18 y 19 de febrero, con cinco murgas sobre el escenario en la primera jornada y cuatro en la segunda. Caso de que se incrementara la relación, sí que habría concurso el 17 de febrero.

Y por la escasez de agrupaciones, la final de la noche del 21 de febrero, como ya pasara el pasado invierno, quedará reducida a cinco entidades, en vez de seis. La murga que resulte triunfadora a nivel de interpretación, como manda la tradición carnavalera, tendrá derecho a ser escolta de la carroza principal en el Entierro de la Sardina, a celebrar el 26 de febrero, honor que este año correspondió a Las Vacilonas.

En 2020 el carnaval lanzaroteño tendrá su arranque con el pregón en Arrecife, con protagonista aún por anunciar, a priori en la noche del 14 de febrero o en la mañana del 15 de febrero. En el caso capitalino, las fiestas se extenderán hasta finales de mes, periodo en el que también se podrá disfrutar de las carnestolendas de San Bartolomé y Puerto del Carmen, localidad que tendrá su desfile principal en una fecha especialmente singular, como es el 29 de febrero. En los cuatro municipios restantes, las fiestas invernales se darán a lo largo del mes de marzo, con remate en La Graciosa, como suele ser habitual año a año.