Lude desistirá de la demanda contra el Consistorio capitalino

14/06/2018

El pleno extraordinario se ratificará el acuerdo logrado, comprometiéndose Arrecife al abono de unos 300.000 euros por las obras y mejoras que se hicieron en las instalaciones deportivas

Los concejales de Arrecife está previsto que den su visto bueno en sesión plenaria extraordinaria, a priori mañana, al acuerdo negociado hace meses con Lude Servicios, la empresa que hasta mitad de mayo se hizo cargo de la piscina de la capital y que también gestionó el pabellón de Argana, hasta el cierre forzado de recinto en 2013. Una vez cumplido este paso, la mercantil desistirá de la demanda contra el Consistorio que preside Eva de Anta, por el que se reclamaban cerca de 1,2 millones de euros, a cambio de obras y mejoras hechas en instalaciones deportivas. Eso sí, la renuncia al pleito, explicó Francisco Guerra, representante de la empresa, se hará en base al cobro de unos 300.000 euros a modo de compensación.

El acuerdo entre Lude y el Ayuntamiento de Arrecife lleva meses cerrado y solamente faltaba que el Consistorio aportara los informes de Secretaría e Intervención de Cuentas para que se pudiera hacer efectivo finalmente el mismo, tal y como adelantara CANARIAS7 en marzo.

Se había establecido incluso completar el acuerdo antes de la Semana Santa, con las condiciones que finalmente van a tenerse en cuenta por las dos partes implicadas; si bien no fue posible el cierre, a consecuencia de la problemática en Intervención que ha estado afectando al Ayuntamiento en las últimas fechas.

Fue en septiembre de 2015 cuando Lude Servicios hizo traslado de una reclamación, al Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 6 de Las Palmas, como prolongación de la denuncia inicial hecha la primavera previa, ante la negativa municipal para liquidar pagos hechos por la empresa y la falta de respuesta a la hora de permitir la reapertura del pabellón de Argana, máxime cuando la clausura fue forzada por el propio Consistorio. El documento se sustentó en cinco apartados principales, siendo el de mayor enjundia económica el que afectaba a los desembolsos hechos por la empresa para hacer frente al cierre del pabellón y para acometer mejoras en la piscina e instalaciones anexas, para permitir así la reapertura, dado que en marzo de 2013 también se cerró el recinto.

Al margen, Arrecife y la mercantil tienen un proceso de negociación pendiente para resolver el contrato por el servicio de vigilancia en otros espacios públicos capitalinos ajenos al deporte.