Tras años de pérdida constante de viajeros, al fin en 2017 se pudo romper con la racha en cuanto a suma de usuarios de las guaguas de Arrecife. Entre la lanzadera que discurre por avenida, de uso gratuito para todos los usuarios; y las cuatro líneas que recorren buena parte de la ciudad, se dio servicio de transporte público a nada menos que 456.877 viajeros.

La lanzadera, en concreto, según cuentas ofrecidas por la concejala del ramo, Inodelvia Torres, fue utilizada por 92.608 pasajeros; mientras que las demás líneas, con una guaguas única en tres casos y dos vehículos en la cuarta línea, se usó en el pasado año por 364.269 viajeros.

De este modo, se mejoró con creces con respecto a 2016, cuando apenas si se dio servicio a 323.816 viajeros, incluidos también los primeros pasajeros de la lanzadera, que comenzó a operar en diciembre de ese ejercicio. También se mejoró con respecto a 2015, año que se cerró con 377.725 pasajeros, si bien aquí cabe considerar que no hubiera sido posible la circunstancia de no haber estado la lanzadera en servicio.

Del total de viajes de pago, merece destacarse que casi 191.000 viajes fueron mediante la compra de billetes individuales; de manera que a través de bonos, incluidos los especiales para residentes ya jubilados, se sumaron sobre 173.000 viajes. El peso de los bonos con respecto a la estimación en conjunto ganó relevancia en 2017 en relación a las cuentas de los dos años inmediatamente anteriores.