La vuelta al mundo en 360 grados

03/12/2019

El reportero Peio de Tolosa circunnavega el globo reviviendo la experiencia del grumete del mismo nombre que hace 500 años viajó junto al ilustre marino Juan Sebastián de Elcano

Al intrépido reportero vasco asentado en Lanzarote desde hace casi 30 años nunca se le acaban las ganas de viajar. Después de haber completado su proyecto de dar la vuelta al mundo en bicicleta, entre 2011 y 2016, en esta ocasión se ha embarcado en el reto de circunnavegar el globo, al igual que lo hizo hace 500 años el ilustre marino Juan Sebastián de Elcano. En este caso lo hace tratando de ponerse en la piel del grumete, también vasco, Pedro de Tolosa, que ha adoptado el nombre como seudónimo.

La idea le surgió a Peio después de descubrir que un humilde muchacho de Tolosa (Guipúzcoa), su mismo pueblo natal, fue capaz de completar semejante aventura y así pasar a la historia, a pesar de que pocos fueron los marineros de condición modesta que lograran que sus nombres trascendieran en la historia con el paso de los siglos.

De esta forma, y animado por su espíritu aventurero e inquieto y acompañado de Sirimiri el primer robot reportero que le acompaña en todos sus viajes como testigo y confidente. Peio va dotado de una cámara Qoocam 4K de la firma pionera en realidad virtual Kandao-VR y patrocinadora de su viaje, que toma imágenes tridimensionales y en 360 grados, se ha lanzado a la aventura de dar la vuelta al mundo, tratando de revivir la experiencia y ponerse en el pellejo del joven grumete vasco.

Así, partió el 10 de agosto pasado de Sevilla, como hiciera en idéntica fecha hace 500 años en la nao Victoria. Su idea es ir embarcándose y haciendo las mismas escalas hasta completar en 2022 su objetivo de circunnavegar el planeta. De este modo, ya pudo navegar por el Guadalquivir a lomos de la moto de agua de Álvaro de Marichalar, otro aventurero empeñado en dar la vuelta al mundo en moto de agua; y ha ido recorriendo parte de su viaje hasta llegar a Lanzarote en distintas embarcaciones, como buques de línea, pesqueros, barcos de vela o cargueros, para mostrar las distintas formas de navegación moderna. En los próximos días volverá a embarcarse con destino a Río de Janeiro (Brasil) y, mientras, comparte en Youtube y las redes sociales sus experiencias. Su idea es, mientras completa su periplo, rodar un documental que se puede seguir en @laultimavueltaxelmundo y en la web www.sistimiri.eu.