La suerte es cosa de la vaca ‘Rosa’

14/02/2020

El campo de fútbol de San Bartolomé será sede de un singular sorteo, el sábado, para sufragar gastos de la base del representativo

Una vaca local, propiedad de José Antonio Hernández, con el nombre de Rosa, será mañana la clave para repartir suerte en el campo de fútbol de San Bartolomé. Y más en concreto, una deposición del rumiante. La primera deyección, siempre dentro de los límites del terreno de juego, se vinculará con un número de entre las 6.000 cuadrículas en que se dividirá el campo, con ayuda para ello de un profesional de la topografía. Y quien tenga en su poder el boleto con el número marcado, o con el posterior en caso de no haberse vendido el escogido, tendrá derecho a llevarse el premio principal.

El lote en apariencia más apetecible cuenta con un coche. Además, hay concretados otros cinco lotes, todos ellos con contenidos relevante. Sirva decir, a modo de ejemplo, que uno lleva incluido un crucero para dos y otro un viaje a Londres. Serán agraciados en este caso los números correlativos hacia delante de la parcela ganadora sumando 100 más por caso. O lo que es lo mismo, tal y como se aclara en la web de los organizadores, «si la parcela ganadora es la 10, los ganadores de los siguienes lotes serán el 110 para el lote número 2, el 210 para el lote número 3 y así sucesivamente hasta llegar al 510 que sería el lote número 6».

La iniciativa corre a cargo del reprentativo local, entidad que preside Juan Elvira, con la intención de que la misma sirva para hacer frente a desembolsos del club. «Sobre todo para la base», explica el presidente del San Bartolomé. Y va por buen camino la cosa, toda vez que ayer se llevaban vendidas más de 4.000 papeletas, a 5 euros la unidad. «Ojalá se vendieran todas», las 6.000 impresas, circunstancia a expensas del tirón de ventas de hoy y de la mañana del sábado, en las horas previas a la suelta de la vaca, fijada, al menos de inicio, para las 13.30 horas.

Mediante sorteo se decidirá dónde soltar la vaca dentro del campo. Y el resto será esperar. Hasta las 17.00 horas habrá de plazo para que el aninal cague. Y en caso de que la res no consiga hacer de vientre, la alternativa será un sorteo con las matrices de las papeletas vendidas.