La remodelación del interior de la T2 deberá estar lista a final de año

25/01/2020

Las obras en la terminal interinsular correrán a cargo de Proyectos Simeón GH, según acuerdo de Aena tomado esta semana. Hormigones Insulares mejorará la fachada de la terminal principal

Esta semana se ha tomado el acuerdo definitivo por parte de Aena para que cobren forma las labores de remodelación de la terminal dedicada a vuelos interinsulares del aeropuerto César Manrique-Lanzarote (T2). Los trabajos correrán a cargo de la mercantil Proyectos Simeón GH, con un máximo de medio año para la concreción de las faenas encargadas, de manera que, salvo complicaciones extremas, las faenas deberán estar completadas antes de acabar el año.

Por la iniciativa ingresará la entidad escogida, con impuestos, menos de 186.000 euros, suma muy por debajo del presupuesto inicial. La elección fue fruto de un proceso de criba del que quedaron excluidas tres empresas por defectos formales; quedando la selección entre dos finalistas.

Los trabajos consistirán, de manera principal, en la redistribución de los espacios en el interior de la terminal, de modo que se pasa parte del hall de facturación a zona de embarque, «dotándola de una mayor superficie, mejor iluminación natural y servicio de restauración», según detalles ofrecidos por este diario atendiendo a información de fuentes oficiales. En el último apartado, se estrenará esta oferta en particular, que será complementaria a la que opera desde hace años en la zona de facturación, aquí con acceso a todo tipo de público.

Al margen, también ha adjudicado Aena esta semana la obra orientada a remodelar la fachada norte de la termina principal (T1), tras valorar los técnicos las cinco propuestas presentadas y eliminar tres de las mismas, por defectos. La actuación, que también tiene un tope de medio año desde su comienzo, con lo que igualmente deberá estar completada en la segunda parte de 2020, se contratará con la mercantil local Hormigones Insulares, por una cuantía de poco más de 297.000 euros, con rebaja considerable en relación al precio de salida.

Estas obras consistirán, de modo básico, en establecer una nueva conexión de la terminal principal y el aparcamiento de guaguas de los operadores turísticos, junto a cambios en los aledaños, para mejorar la imagen de todo el espacio, como ya se informó a finales del pasado año por este diario. Se ha planificado, más en concreto, la presencia de «nuevo pavimento y mejoras estéticas que mejoren la percepción del pasajero en el tránsito de una zona a otra».