La quema de contenedores por los vándalos fue a peor en 2018

10/01/2019

El Consocio de Emergencias actuó en 93 casos, frente a los 80 de 2017, pese a las campañas de concienciación. La cifra de incidencias ha seguido subiendo, con 510 actuaciones desde 2013

El vandalismo en la quema de contenedores de basura sigue siendo uno de los datos que más preocupan al Consorcio de Seguridad y Emergencias del Cabildo, que ayer hizo pública la memoria de actuaciones durante el pasado año 2018. Según refleja dicho estudio, la cifra de actuaciones para sofocar este tipo de incendios provocados superó en el pasado ejercicio en un 16% a la del año anterior, después de que ardieran de forma intencionada 93 contenedores, frente a los 80 que se quemaron en 2017. Este incremento además se produjo a pesar de la campaña de concienciación que llevó a cabo el propio Consorcio de Emergencias a lo largo del pasado año este año.

En la campaña se evidenciaba el daño que causaban estos actos vandálicos que se cuantifican en unos 1.000 euros por contenedor, sin contar los servicios de emergencias o seguridad: bomberos, policías locales, Guardia Civil o servicios de limpieza; o los daños que muchas veces generan en las viviendas de alrededor, vehículos o mobiliario urbano, que también suele resultar afectado por el fuego.

Según las cifras manejadas por el Consorcio, desde 2013 hasta 2017, el coste de este tipo de actos de vandalismo llegó a alcanzar los 1,5 millones de euros, si se suma el material que se ha perdido y los servicios prestados por los distintos cuerpos de seguridad y emergencias. Hasta hace dos años se quemaron solamente en la capital un total de 264 contenedores, tanto de basura orgánica, como de reciclaje; y en el conjunto de la isla, hasta 2017 se contabilizaron 420 incendios de este tipo de material.

El departamento que dirige el consejero Juan Manuel Sosa, recuerda además que este tipo de actos vandálicos que con mayor frecuencia se producen durante los fines de semana, pasa de ser considerada una simple gamberrada a estar considerado como un delito, en el que incluso pueden verse afectada la seguridad de las personas, de ahí la necesidad de seguir impulsando campañas de concienciación para frenar su incidencia.

Por otro lado, y al margen de este preocupante fenómeno, el Consorcio de Seguridad y Emergencias informó de que en 2018 se llevaron a cabo 1.129 servicios, la mayoría incendios, accidentes de tráfico y rescates. Por municipios, encabezó el número de actuaciones de los efectivos de emergencias la capital, hasta el punto de que Arrecife vino a computar casi la mitad de los partes realizados el pasado año, con un total de 523 servicios a lo largo de 2018.

Tras la capital, aparecen Yaiza, con 190; Tías, con 133; Teguise, con 119; San Bartolomé, con 78; Haría, con 57; y Tinajo, con 29. Dentro de las actuaciones a lo largo de 2018 los bomberos señalan por la dificultad, número de efectivos o importancia, el incendio del pub Heineken en Puerto del Carmen, en junio, una actuación que duró más de tres horas.