La plantilla de Arrecife, contra los incumplimientos de la alcaldesa

03/04/2019

Los sindicatos acusan a Eva de Anta de no acatar sentencias firmes sobre pago y derechos; y otros compromisos

Los seis sindicatos con representación en la plantilla de trabajadores del Ayuntamiento de Arrecife (UGT, CC.OO, Spca, Intersindical canaria, Asipal y CSIF) trasladaron ayer a la opinión pública un documento con hasta siete incumplimientos que achacan a la alcaldesa de la capital, Eva de Anta; pese a que todos esos compromisos fueron acordados en la última mesa general de negociación, del pasado mes de marzo. En algunos casos se remontan a acuerdos datados en 2017 e incluso a sentencias firmes también de ese año que no se han podido llevar a efecto.

Los sindicatos denuncian que todos los incumplimientos fueron pactados en la mesa de negociación del 20 de marzo y, sin embargo, se han ignorado. Entre los incumplimientos destacan, como uno de los más graves, la no ejecución de sentencias firmes dictadas en 2017 y 2018 por tribunales de lo Social, ganadas por la plantilla (solamente con UGT se plantearon 40 demandas) sobre cuantías económicas y derechos de los trabajadores.

Según el secretario insular de UGT, César Reyes, este incumpliendo llama más la atención después de que el juez citara hace unos días a la alcaldesa para que compareciera a bien de explicar por qué no se acatan dichas sentencias. Según dijo Reyes, ésta respondió culpando a los funcionarios del servicio de Intervención .Entre esas sentencias ganadas por los trabajadores se incluyen demandas por realizar trabajos de superior categoría y otras por incumplimientos de derechos laborales.

Otra de las quejas de la plantilla tiene que ver con el impago de las horas extraordinarias, a pesar de que los responsables municipales se comprometieron a abonar las mismas, a lo más tardar, en el inicio de este mes de abril. Se acumulan desde mediados del pasado año.

Denuncian también «el pago de productividades de forma discrecional y sin justificar, saltándose el procedimiento reglado, acordado con los trabajadores y que fue ratificado por el pleno municipal. También denuncian «los traslados forzosos y cambios a dedo, o por decreto», así como «el incumplimiento del artículo 21 del Convenio Colectivo y Acuerdo de Funcionarios, que regula dichos traslados mediante promoción interna», cuando existe desde 2017 un acuerdo sobre la forma de ocupar plazas vacantes.

Otra queja relevante se refiere a que no se ha hecho un plan de formación pese, a que se pactó en 2017, con la anterior concejal de personal, y la no actualización de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) de 2008, que no refleja la situación real del personal, así como un plan de ordenación de recursos humanos.

Los sindicatos dicen que no se van a movilizar por estar en etapa de elecciones, pero aclaran que no van a tolerar que la opinión pública crea que el Ayuntamiento no funciona por cuestiones achacables a la plantilla.