La patronal turística asume que el verano acabará con menos visitas

13/08/2019

Los empresarios son especialmente pesimistas con alemanes y nórdicos, mientras que confían en que crezca el turismo nacional. La presencia de viajeros británicos bajará en cerca de un 15%

ETIQUETAS:

josé r. sánchez / arrecife

El penúltimo trimestre del año, incluido el verano casi al completo y el inicio del otoño, se espera que pueda cerrarse con una presencia notable de turistas en suelo insular, pero con números en global por debajo del mismo periodo de 2018, según informe del Instituto Canario de Estadística (Istac), tras encuesta a empresarios del sector. Los inversores prevén merma en la presencia de viajeros de Reino Unido y Alemania; y también son pesimistas con nórdicos y otros mercados foráneos de segundo nivel; si bien a cambio esperan más turismo nacional.

La mayor caída tiene relación con los viajeros alemanes, toda vez que en este caso la reducción del 1 de julio al 30 de septiembre se ha valorado en un porcentaje en global superior al 37% con respecto al verano de 2018. En el caso de los británicos, los empresarios temen que habrá una rebaja en la llegada de viajeros en porcentaje cercano al 15%.

En mucho menor tono, sobre el 2%, será el comportamiento estos días en la llegada de viajeros de Francia, Italia, Irlanda, Suiza u Holanda (se valoran estos países en conjunto), atendiendo al informe hecho por los técnicos del Istac. También se teme pérdida de visitantes en el particular de los mercados ajenos a Europa, con un porcentaje del 22%, si bien su incidencia será residual, por su peso muy menor con respecto al conjunto.

En cuanto a los viajeros escandinavos, la merma prevista por los inversores se ha cifrado en un porcentaje superior al 33%.

En contraposición a la tendencia general, la patronal alojativa es bastante optimista en lo que se refiere a llegada de turistas nacionales, principalmente de suelo peninsular. Se confía en cerrar trimestre con subida de más del 21% con respecto a las cifras del verano de 2018.

Con estos parámetros, se esperan para estos tres meses centrales estivales porcentajes medios de ocupación por arriba del 80%, valor notable, si bien alejado de periodos donde se rondó la cota del 90%. Como consecuencia añadida, el informe asume que habrá ligera rebaja en el precio medio de la plaza, con lo que se verán recortados los ingresos. Además, se contempla una rebaja en las inversiones y una ligera pérdida de puestos de trabajo.

El penúltimo trimestre del año, incluido el verano casi al completo y el inicio del otoño, se espera que pueda cerrarse con una presencia notable de turistas en suelo insular, pero con números en global por debajo del mismo periodo de 2018, según informe del Instituto Canario de Estadística (Istac), tras encuesta a empresarios del sector. Los inversores prevén merma en la presencia de viajeros de Reino Unido y Alemania; y también son pesimistas con nórdicos y otros mercados foráneos de segundo nivel; si bien a cambio esperan más turismo nacional.

La mayor caída tiene relación con los viajeros alemanes, toda vez que en este caso la reducción del 1 de julio al 30 de septiembre se ha valorado en un porcentaje en global superior al 37% con respecto al verano de 2018. En el caso de los británicos, los empresarios temen que habrá una rebaja en la llegada de viajeros en porcentaje cercano al 15%.

En mucho menor tono, sobre el 2%, será el comportamiento estos días en la llegada de viajeros de Francia, Italia, Irlanda, Suiza u Holanda (se valoran estos países en conjunto), atendiendo al informe hecho por los técnicos del Istac. También se teme pérdida de visitantes en el particular de los mercados ajenos a Europa, con un porcentaje del 22%, si bien su incidencia será residual, por su peso muy menor con respecto al conjunto.

En cuanto a los viajeros escandinavos, la merma prevista por los inversores se ha cifrado en un porcentaje superior al 33%.

En contraposición a la tendencia general, la patronal alojativa es bastante optimista en lo que se refiere a llegada de turistas nacionales, principalmente de suelo peninsular. Se confía en cerrar trimestre con subida de más del 21% con respecto a las cifras del verano de 2018.

Con estos parámetros, se esperan para estos tres meses centrales estivales porcentajes medios de ocupación por arriba del 80%, valor notable, si bien alejado de periodos donde se rondó la cota del 90%. Como consecuencia añadida, el informe asume que habrá ligera rebaja en el precio medio de la plaza, con lo que se verán recortados los ingresos. Además, se contempla una rebaja en las inversiones y una ligera pérdida de puestos de trabajo.