La patronal turística asume que el verano acabará con menos visitas

16/08/2018

Los empresarios han previsto merma en la llegada de viajeros británicos y alemanes, si bien a cambio hay gran confianza en ir a más, hasta llegar octubre, en la presencia de turistas nacionales

Este tercer trimestre del año, quedando así incluido el verano casi al completo y los primeros días del otoño, se espera que pueda cerrarse con una presencia notable de turistas en suelo insular; si bien con números en global por debajo del mismo periodo de 2017, atendiendo a un informe del Instituto Canario de Estadística (Istac), tras encuesta a empresarios del sector. Obedece a que los inversores han vaticinado merma en la presencia de viajeros de Reino Unido y Alemania, los dos países punteros a la hora de enviar turistas a Lanzarote; con el añadido de que también son pesimistas las estimaciones con respecto a escandinavos y otros mercados internacionales de segundo rango.

En el caso de los británicos, los empresarios temen que habrá una rebaja en la llegada de viajeros en porcentaje cercano al 10%. En similar tono será el comportamiento estos días en la llegada de viajeros de Irlanda, Suiza, Francia, Holanda o Italia (se valoran estos países en conjunto ), atendiendo al informe hecho por los técnicos del Istac.

Y será incluso mayor la caída en el marco particular de los viajeros alemanes, toda vez que en este caso la reducción para el periodo comprendido entre el 1 de julio y el 30 de septiembre se ha valorado en un porcentaje en global cercano al 15% con respecto a los números del verano del pasado año. También habrá merma notable en el particular de los mercados ajenos a Europa, si bien en este caso cabe considerar que su incidencia será residual, al tener un peso muy menor con respecto al conjunto.

Los retrocesos se espera que afecten tanto en las contrataciones de los hoteles de cuatro y cinco estrellas, como en los diferentes negocios extrahoteleros.

En contraposición a la tendencia general, cabe apreciar que la patronal es bastante optimista en lo que se refiere a llegada de turistas nacionales, principalmente de suelo peninsular, pero sin desmerecer al mercado canario. Se confía en alcanzar el trimestre final del año con un repunte en este contexto de más del 20% con respecto a las cifras del verano de 2017 en cuanto a viajeros nacionales. Y aquí también hay coincidencia al tiempo de darse buenas previsiones tanto en los negocios de mayor categoría, como en los establecimientos de menos rango.

En función de todo lo señalado, los empresarios vaticina para este trimestre una cifra final de ocupación de plazas por debajo de la calibrada hace un año. Con todo, la media se espera que sea superior al 80%, como poco, si bien quedará lejos de la estupenda referencia de cerca del 85% del pasado ejercicio, seguirá siendo una porcentaje que permitirá generar un caudal notable de beneficios económicos. A tenor de lo que suele ser normal, será este mes de agosto el mejor en cuanto a contratación de camas, en todas las modalidades que hay en el mercado.