La mantelina encuentra el paraíso

05/04/2020

La ‘Gymnura Altavela’, en peligro de extinción, tiene en las islas refugio para reproducirse y vivir. Abundan en aguas de Tías y Chinijo. Los estudiosos chequean la expansión de la especie

ETIQUETAS:

Rays of Paradise es el nombre del proyecto que comenzó en 2017, bajo la financiación de la Save Our Seas Foundation, organización filantrópica comprometida con la protección de los océanos, fundada en Ginebra, (Suiza) en 2003, que se centra en la fauna carismática amenazada como los elasmobranquios o tiburones, rayas y patines en peligro de extinción y sus hábitat.

El proyecto está evaluando hace varios años la presencia de la especie de raya Gymnura Altavela, más conocida como mantelina en Canarias. «La especie, en peligro crítico de extinción a nivel europeo, en el archipiélago ha encontrado un lugar idóneo para desarrollar su ciclo vital, como muchas especies de Elasmobranquios que viven en nuestras aguas», explica uno de los responsables del estudio, el investigador David Jiménez Alvarado. De momento se han chequeado cuatro zonas en Gran Canaria, dos zonas en Tenerife y se ha constatado la presencia muy destacada de la especie en zonas de Lanzarote, en especial en Playa Chica, en Puerto del Carmen, y en La Tiñosa, donde se han llagado a ver decenas de ejemplares. También en La Graciosa y Alegranza, siendo más comunes en las islas con costas muy arenosas y poco escarpadas.

Este tipo de rayas son animales pacíficos que pueden verse en grandes grupos, a veces de hasta 80 o 90 individuos, sobre todo en los meses de junio a octubre, en aguas someras, con hábitos nocturnos donde salen a alimentarse y aparearse, tras pasar el día enterrados en la arena. El estudio analiza a fondo en una primera fase el uso de hábitat de la especie, sus zonas de apareamiento y hace un seguimiento del tiempo de estancia de los individuos en estas zonas, para en una fase posterior y partiendo de metodología acústica, implantar una serie de marcas emisoras en los animales, y gracias a unos receptores colocados estratégicamente alrededor de nuestras costas, conocer el movimiento y los ciclos circadianos (diarios) de la especie. Los investigadores del estudio son los doctores David Jiménez Alvarado y José Juan Castro Hernández, Investigador y profesor titular de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria respectivamente, ambos pertenecientes al Instituto Universitario EcoAqua (IU-EcoAqua) de la misma Universidad.