La Cámara culpa a Arrecife de «secuestrar» el Plan General

09/02/2018

La Cámara de Comercio, en palabras de su presidente, José Torres, acusó ayer al grupo de gobierno municipal y a la alcaldesa, Eva de Anta, de «secuestrar» el Plan General, terminado para su aprobación por el Gobierno, (al ser un plan supletorio), una vez que en julio tuvo el visto bueno municipal «y que ahora se quiere frenar».

ETIQUETAS:

La Cámara de Comercio celebró ayer unas jornadas para abundar en el documento del nuevo Plan General de Arrecife, que está terminado desde el pasado mes de julio, a falta solamente de que el Gobierno de Canarias le dé su visto bueno, en fase de aprobación inicial, para su pase siguiente a exposición pública.

Las jornadas sirvieron para que el equipo redactor de Gesplan diera a conocer aspectos desconocidos del documento; y para que se aclararan otros que en los últimos días han suscitado una cierta polémica.

Entre otros, los técnicos dejaron claro que el texto está ya redactado, y que contó en julio, tal y como se recoge en las actas, con el visto bueno de los responsables municipales, incluida la propia alcaldesa, Eva de Anta, de forma que lo que corresponde ahora -por tratarse de un plan supletorio, mediante convenio con el Gobierno de Canarias, encargado de tramitarlo y aprobarlo- es proceder a su aprobación inicial.

Frente a esto, sin embargo, el Ayuntamiento parece haber cambiado su posicionamiento, y en lugar de autorizar la aprobación inicial, ahora pretende llevar el texto a una mesa del territorio, donde todos los partidos puedan analizarlo e introducir sus alegaciones.

Es ahí donde estalla la polémica, al tratar de parar el trámite, según la propia Cámara de Comercio, de ahí que ayer convocara estas jornadas técnicas. Según el ente cameral, el Ayuntamiento pretende congelar el texto a través de una mesa de partidos, en lugar de continuar con la fase de aprobación inicial que corresponde al Gobierno, para que se abra la fase de alegaciones.

De esta forma, ayer el presidente del órgano cameral, José Torres, acusó al grupo de gobierno y a la alcaldesa, Eva de Anta, de «secuestrar el documento». Según dijo, «no parece serio que después de 43 reuniones, entre técnicos, redactores, miembros de la Consejería, y Ayuntamiento para consensuar el documento, y una vez que está terminado, y de que en julio la propia alcaldesa dijera que estaba conforme con el texto -como recogen las actas- venga ahora a parar su aprobación y a marear la perdiz llevándolo a una mesa de partidos».

Torres culpó a los sucesivos gobierno municipales de generar inseguridad jurídica y criticó, además, que «decisiones como la de la actual alcaldesa de frenar la aprobación del Plan hayan llevado a que los vecinos tengan que pagar indemnizaciones millonarias como la de Ginory, por irresponsabilidad política».

En las jornadas el equipo redactor del Plan, expuso de forma didáctica los aspectos más polémicos del documento con el que se pretenden dar soluciones a problemas muy complejos de la ciudad, que lleva con un planeamiento desde 1991, y una adaptación básica de 2003, que no han dado respuesta al desarrollo y a las necesidades de los vecinos.